Encuentro en Valencia de mujeres musulmanas// DF Diario Feminista

El pasado 25 de noviembre se celebró en Valencia un encuentro protagonizado principalmente por mujeres musulmanas organizado por la Asociación Human Appeal. Esta organización busca mejorar la vida de las personas siendo agente de cambio global y haciendo de este un mundo más justo, solidario y sostenible, valiéndose de la fe y los valores islámicos.

Contaron con la intervención de tres invitadas: la profesora y divulgadora islámica Naima Ben Yaich, la doctora en psicología Wassila el Barouni y Hajar Hniti, estudiante en Ciencias del Corán que contó su experiencia en los campos de refugiados y dinamizó la subasta que se hizo con el fin de recaudar dinero para ayuda humanitaria. Este evento solidario, no sólamente tenía como propósito la colaboración económica, sino que también se rezó y se reflexionó acerca de la importancia del empoderamiento de la mujer musulmana para conducir los cambios hacia una mayor igualdad y reconocimiento de ciertos derechos.

Naima Ben Yaich, como experta del mundo islámico, visibilizó algunos ejemplos de mujeres que aparecen en el Corán con gran formación intelectual o como el de Maryam, que consiguió una gran transformación social para las mujeres. Yaich desmontó algunas interpretaciones y mensajes que se hayan podido escuchar desde algunos sectores islamistas: Hay quien dice, en nombre del Corán, que la voz de la mujer no vale ni ha de ser escuchada, hemos investigado, es mentira, ¡esto no es así! hay muchos ejemplos en el Corán de mujeres que eran asesoras de grandes líderes. Y lanzó otro mensaje de empoderamiento: Dios envió al profeta Muhammad para que velara por toda la humanidad, todas las culturas y civilizaciones, no solamente musulmanes. La mujer puede guiar a su sociedad hacia el bien. Y aclaró: Ninguna lucha se gana sólo por mujeres. La operación del cambio tiene que llevarse a cabo por los dos. Hay muchos tipos de cambios. ¿Qué tipo de cambios queremos? Sólo los positivos. No queremos una lucha contra el hombre, ni la mujer puede vivir sin el hombre ni el hombre puede vivir sin la mujer. Necesitan compartir espacios comunes.

Por su parte, Wassila el Barouni enfocó su ponencia hacia el cuidado de la salud mental y la importancia de salir del lenguaje de la queja y pasar a la acción dotando de sentido aquello que hacemos. Asímismo, aprovechó para animar a las asistentes a realizar alguna actividad en la que presten servicio a otras personas, en coherencia con los valores de la fe islámica. En todo momento reinó un ambiente de confraternización alegre, festivo, en el que no faltaron los cánticos y grandes deseos de paz y justicia social.

Secciones: Culturas

Si quieres, puedes escribir tu aportación