El día 1 de diciembre se conmemora el día mundial de la lucha contra el SIDA, un día destinado a hacer visible los datos y efectos de dicha enfermedad pero también los logros en su prevención y tratamiento.

Actualmente el SIDA continúa siendo una de los mayores problemas de salud pública mundiales, tal y como nos muestra la Organización Mundial de la Salud en sus últimos informes,  contabilizando hasta el momento  la muerte de 35 millones de personas. En datos de finales de 2016 se conoce que 36,7 millones de persones viven con el virus (en ese año se infectaron 1,8 millones). De estos números, sólo el 54% de las personas adultas y el 43% de los niños y niñas infectadas están recibiendo actualmente tratamiento antirretroviral. UNICEF destaca especialmente, la importancia de ofrecer soluciones factibles a los niños y niñas infectadas por la gran vulnerabilidad que supone para sus vidas tanto presentes como futuras. Las mujeres, especialmente las jóvenes, también constituyen otro de los grupos vulnerables a dicha infección, en datos de la ONU del 2015 se estimó la existencia de 17,8 millones de mujeres infectadas y, de estas, el 2,3 eran chicas entre 15 y 24 años.

Los datos de la OMS, también ofrecen esperanza mostrando que entre el 2000 y el 2016 las nuevas infecciones cayeron en un 39% y las muertes relacionadas con el virus también disminuyeron en un tercio gracias a la recepción de terapia antirretroviral. Las campañas que se llevan a cabo por entidades  y el apoyo de la sociedad civil están contribuyendo a ello. Este año con el lema “Todo el mundo cuenta”, el principal objetivo es que todas las personas puedan tener acceso a los servicios sanitarios que contribuyan a la prevención y tratamiento del SIDA. Siguiendo así con la Global Health Sector Strategy (2016-2021) de la OMS, que tiene como objetivo que acabar con el SIDA sea una realidad.

Secciones: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =