El fabricante de cosméticos más importante de Japón, Pola Orbis Holdings Inc, lanzó un comunicado el pasado sábado 25 de Noviembre donde se disculpa ante unas prácticas racistas realizadas por una tienda de la marca en Tokio, según Reuters. Dicha práctica se compartió en las redes sociales chinas y taiwanesas y mostraba fotos de un cartel escrito a mano en el escaparate de dicha tienda en el que se decía “Prohibida la entrada de chin@s”. En el manifiesto, Pola pedía perdón por los posibles inconvenientes y sentimientos encontrados que este suceso hubiera podido causar y afirmaba que, en el momento que se confirmaran los hechos, se suspenderían las actividades de la tienda y se articularía un castigo ejemplar para que este tipo de hechos no volvieran a pasar.    

Estas prácticas se producen en un momento en el que el gobierno japonés está impulsando políticas que favorecen el turismo chino, sobre todo dirigido a consolidar la imagen mundial de los Juegos Olímpicos de Tokio del 2020. De hecho, el primer ministro Shinzo Abe ha flexibilizado la entrada de turismo chino en Japón y ello ha tenido una importante repercusión en los datos recientes de entradas al país. En 2017 han visitado Japón  23.8 millones de turistas de los que 6.2 millones provenían de China.

Secciones: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 7 =