Como primera víctima que rompió el silencio sobre el catedrático español con más denuncias por acoso sexual, sé muy bien que hay mujeres y hombres a favor de las víctimas y hombres y mujeres a favor de los acosadores. Esto no ha ocurrido solo en mi caso, sino que forma parte de la lucha general contra las violencias de género. Quienes afirman que todas las mujeres están en contra de los agresores y que todos los hombres son al menos potencialmente acosadores nos perjudican gravemente a las víctimas, nos quitan apoyos que son imprescindibles para que logremos salir adelante y superemos en lo posible las consecuencias. Que salgamos adelante no es solo una necesidad individual o colectiva de las pocas que nos atrevemos a denunciar, sino un requisito imprescindible para que otras también se atrevan y reciban todos los apoyos que necesitan, tanto de mujeres como de hombres. Si todas las víctimas que rompen el silencio acaban destrozadas, es más difícil que otras lo hagan y que sus familiares y amistades las animen a denunciar. 

A mi quien primero me apoyó fue un catedrático, sufriendo consecuencias él mismo y después de que una profesora se negara a apoyarme. Él toda su vida ha apoyado a las víctimas de violencias de género en todos los contextos y desde el principio acordamos que la denuncia había que llevarla de forma que yo no acabará destrozada sino triunfante. Tanto los acosadores como los hombres y mujeres que les apoyaban querían acabar conmigo y también con él, para dar así un ejemplo que desanimará a otras víctimas a no callar y a otras personas a apoyarlas. Que yo saliera triunfante no era solo una necesidad mía, sino un requisito para dar el ejemplo contrario al que querían los acosadores: que podemos denunciar y no acabar hundidas.

Ha habido muchas anécdotas maravillosas de cómo hemos logrado este soñado objetivo. Una de ellas la relaté en una red social y el facebook de Mujeres de RTVE lo compartió. De esa forma ha llegado a muchísimas personas y ese relato de éxito ya ha animado a más de una a denunciar.

Tags:
Secciones: _noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación