La Policía Nacional detuvo ayer a once personas e investigado a seis más por descargarse materia audiovisual de abusos sexuales a menores. La acción se ha coordinado por varios agentes y el registro simultáneo se ha llevado a cabo en Coruña, Álava, Alicante, Barcelona, Castellón, Cuenca Girona, León, Madrid, Santander, San Sebastián, Sevilla, Tenerife y Valencia egún ha informado este viernes la Policía en un comunicado. 

La colaboración ciudadana en este sentido es clave. La investigación se inició a partir de una denuncia interpuesta por un ciudadano donde vio que en un grupo de mensajería instantánea se estaba publicitando el acceso a un enlace que redirigía a una carpeta donde se podría bajar y subir contenido de abusos sexuales a menores. Más de seis mil personas de todo el mundo habían accedido a esta carpeta. En el caso de España, la Policía logró identificar a algunos de los usuarios, uno de ellos incluso había grabado imágenes de la hija menor de su pareja para subirlo a la carpeta.

Desde hace años, tanto producir, distribuir como consumir materiales audiovisuales de contenido sexual con menores, constituye un delito de abuso sexual, es violencia sexual perpetrada hacia las y los menores. La colaboración ciudadana para erradicar este tipo de violencia es clave, como se ha visto en este caso.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación