Un médico de Texas publicó recientemente que la causa de la brecha salarial de género entre sus colegas médicos mujeres se debe a que ellas no trabajan tanto como sus colegas hombres. 

Esta respuesta se publicó en un especial sobre “Women in Medicine”, a través de Dallas County Medical Society. Fue recogida en una encuesta a 7.500 personas en la que se les preguntaba si percibían o no la brecha de género, por qué creían que existía y cómo se podría solucionar. El Dr. Gary Tigges afirmaba que sus compañeras no trabajaban tanto porque tenían otras prioridades como la familia, entre otros ámbitos, según informa el huffingtonpost.

La reacción en las redes sociales, tanto por  parte de mujeres como de hombres, no se hizo esperar, rechazando este comentario como fruto del prejuicio, del sexismo y de la negación de hechos evidentes como son las discriminaciones que sufren las mujeres que ejercen la medicina, entre ellas los obstáculos que sufren cuando quieren quedarse embarazadas o ejercer su maternidad. Otras compañeras reivindicaron su trabajo duro compaginado con la conciliación familiar.

Ante la reacción de las personas en las redes sociales, el Dr. Tigges pidió disculpas y afirmó que había recibido también comentarios de colegas suyas en las que confía, comunicándole que sus palabras las había dañado profundamente, ante lo que reafirmó su disculpa y retiró sus palabras. 

Cada vez más, afirmaciones sin base científica son rechazadas socialmente con mayor contundencia, lo que, como en este caso, implica un paso más en la superación de prejuicios machistas.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación