NNVAWI (Imagen de Facebook)

La Red de Enfermería sobre la Violencia contra la Mujer (NNVAWI), se fundó en 1985 durante el primer encuentro internacional en la Universidad de Massachusetts Amherst. Los próximos días 26, 27 y 28 de septiembre se celebra en Ontario, Canadá, la 22ª edición del Congreso de la Red Internacional de Enfermería sobre la Violencia contra la Mujer.

 

El cometido principal de esta red internacional es promover, desde la práctica de la enfermería, actuaciones para prevenir y abordar los efectos sociales y sanitarios que tiene la violencia en la vida de las mujeres. Para ello, investigan y analizan contribuciones que, desde la enfermería, permiten superar este tipo de violencia que afecta a tantas mujeres en todo el mundo y que perjudica profundamente el desarrollo de nuestras sociedades. Entre otras cuestiones realizan aportaciones sobre las consecuencias de la violencia en la salud de las mujeres y cómo abrir oportunidades para aquellas que salen de una situación de abuso o explotación. Dos claves que destacamos de su trabajo son la incorporación de las evidencias científicas y el desarrollo de planes y estrategias de investigación integrados con las comunidades.

 

Una de las primeras necesidades detectadas en los inicios de constituirse la red fue que la enfermería debía estar presente en el debate internacional, visibilizando aquellas medidas de mejora que puede aportar para superar la violencia hacia las mujeres. Es por este motivo que una de las actividades principales que llevan a cabo anualmente es la celebración de un congreso internacional abierto a profesionales de la enfermería y trabajo social, activistas comunitarios, responsables de políticas y personal investigador. Este encuentro está dirigido a debatir sobre investigación, prácticas, educación y políticas de la salud que contribuyan a la superación de la violencia, muy especialmente, la violencia hacia la mujer y la violencia doméstica en general.

Un de los principales resultados de estos encuentros es que se ha constituido una red activa para el intercambio de la investigación y análisis de actuaciones, lo que les permite valorar con mayor evidencia su efectividad y transferibilidad, así como, maximizar su impacto en la mejora de la vida de las mujeres. El ejemplo más destacado por la red, y que actualmente está a libre disposición, es la herramienta para la Evaluación de Peligro por riesgo de homicidio en mujeres maltratadas, desarrollada por la profesora Jacquelyn Campell en 1986 y recientemente nombrada doctora Honoris Causa por la Universidad de Vigo.

La enfermería es un cuerpo que tiene la posibilidad de detectar y ofrecer recursos para la superación de la violencia en la mujer, en ocasiones antes de que el problema sea muy grave. Ayudar a las mujeres a superar la violencia y el aislamiento que genera, para poder vivir su vida con libertad es un deseo que alberga en la esperanza de muchísimos profesionales. Para lograrlo, necesitamos incorporar un trabajo con las mujeres, con la comunidad y, también, sabiendo cuáles son las estrategias de apoyo sobre las que disponemos evidencia, para ayudar con mayor efectividad y más rápidamente a estas mujeres.

Si quieres, puedes escribir tu aportación