Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer, cada año se diagnostican en España alrededor de 26.000 nuevos casos de cáncer de mama, siendo así el tumor más frecuente en mujeres, especialmente entre los 45 y los 65 años. Sin embargo, a pesar de su gran incidencia, no se trata del cáncer con más mortalidad entre las mujeres españolas y esto es gracias a los avances médicos en cuestiones de tratamientos sanitarios.

Ante esta realidad, muchas mujeres optan por la quimioterapia como forma de tratamiento, pero ¿cuáles son los efectos de dicho tratamiento sobre la salud y el funcionamiento de las mujeres? Una investigación, publicada en Journal of the American Geriatrics Society ha estudiado los efectos de la quimioterapia en mujeres de más de 65 años. Con el objetivo de conocer y   proporcionar más información a las mujeres que se enfrentan a la decisión de someterse a un determinado tratamiento médico, el estudio evalúa los cambios en las habilidades y las dificultades para realizar tareas diarias como dar un paseo, transportar la compra o vestirse, comer y asearse de forma autónoma, de las mujeres que han recibido quimioterapia.

Los resultados muestran que el declive a corto plazo de las habilidades de funcionamiento es bastante común entre las mujeres de más de 65 años, ya que se da en un 42% de los casos. Aún así, la situación 12 meses después de recibir el tratamiento varía, puesto que un 47% de las mujeres se mostraron resilientes para contrarrestar los efectos del tratamiento y mejorar sus habilidades hasta niveles pre-quimioterapia.

El estudio concluye que disponer de un círculo social de amistades y familia constituye una forma de apoyo esencial que, combinada con programas específicos de nutrición y ejercicio físico, son factores clave para forjar mujeres resilientes capaces de labrarse un envejecimiento exitoso.

Si quieres, puedes escribir tu aportación