La enfermedad de Parkinson es un desorden neurodegenerativo causado por la muerte de células del cerebro especializadas en producir dopamina. La pérdida de dopamina en el cerebro provoca disminución en las habilidades motoras, lo que resulta en una dificultad para caminar y temblores involuntarios. Aunque hoy en día no existe cura, sí que los síntomas pueden ser tratados. En la actualidad, las mayores expectativas de cara a tratar la enfermedad se hallan en el uso de medicina regenerativa y de células madre.

El pasado 30 de julio investigadores de la Universidad de Kioto (Japón) anunciaron el inicio de un ensayo clínico para tratar la enfermedad del Parkinson con células madre reprogramadas. Estas células, conocidas como células madre pluripotentes inducidas (iPS), tienen la capacidad de regresar a una etapa temprana de desarrollo, de la cual pueden diferenciarse en cualquiera de las células especializadas del cuerpo, por ejemplo, convertirse en neuronas.

Las células iPS se generan al retirar células de un individuo (de la piel o de la sangre) y reprogramarlas para que se comporten como células madre embrionarias, con lo que se puede hacer que produzcan dopamina. El equipo del estudio se encargará de inyectar estas células “progenitoras” directamente en una región del cerebro dónde se desarrollarán como neuronas productoras de dopamina, y de hacer un seguimiento de los pacientes.

Afortunadamente, los resultados de estudios realizados previamente en animales ya demostraron la eficacia del tratamiento, mostrando una mejora significativa de la enfermedad en los animales hasta dos años después de la inyección. Así que el último paso para poder confirmar la efectividad y descartar efectos adversos del tratamiento es la prueba en humanos, iniciada este pasado mes de agosto.

En dos años los investigadores podrán concluir si la aplicación de las iPS en pacientes de Parkinson mejora los síntomas y, a su vez, mejora la calidad de vida de tantos pacientes con este desorden neurodegenerativo.

Secciones: Evidencias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación