Carme Ruscalleda (Imagen de Gastrobaris)

La gastronomía es un aspecto importante en la configuración de una cultura y, por ende, la reconocida estrella Michelin destaca todos aquellos lugares con sus respectivos chefs que mejor se articulan en el sector. Pero… ¿están las mujeres chefs lo suficientemente visibilizadas en el ámbito?

La guía Michelin galardonó el año pasado a algunas de las mejores chefs españolas y su trabajo en los diversos restaurantes representados. Una de ellas es Carme Ruscalleda, que tiene siete estrellas Michelin entre sus tres restaurantes, en Sant Pol de Mar, Barcelona y Tokio. Inés Abril llegó a la cocina para poder pagar sus estudios de Filología Clásica y hoy es ganadora de una estrella Michelin y, junto a su compañero Rafael Centeno, lleva los mandos del restaurante Maruja Limón. La chef chilena Fernanda Fuentes Cárdenas dirige el restaurante Nub La Laguna en Tenerife y además fue ganadora del Premio Nómada al restaurante de Mejor plato manzana reineta en 2013. Por si fuera poco, actualmente es Manager de la Pastelería Princesa, una de las pastelerías más antiguas de Canarias, abierta desde 1927. Por poner otro ejemplo, María Marte recibió el Premio Nacional de Gastronomía a la Mejor Jefa de Cocina en 2014. Con dos estrellas Michelin, ha consolidado su trabajo al frente de El Club Allard.

Otras chefs con estrellas Michelin son María José Meda (Hospedería el Batán), Elena Arzak (Restaurante Arzak), Fina Puigdevall (Les Cols), Maca de Castro (Jardín), Marisa Barberán (La Prensa), Isabel Juncà (Ca l’Enric), Zaraida Cotonat (Fogony), Elena Lucas (La Lobita), Yolanda León (Directo al Paladar), Susi Díaz (La Finca), María José San Román (Monastrell), Pilar Idoate (Europa) y Roser Gumà (Les Magnòlies), entre otras.

Lo que sí está claro es que la gastronomía es una delicia para el paladar, y el reconocimiento de las mujeres, un sueño para la cultura que, cada vez, se va haciendo realidad.

Secciones: Navegando portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación