UNGEI

El 12 de agosto se celebró el Día Internacional de la Juventud y el lema para este año ha sido Safe Spaces for Youth (espacios seguros para la juventud). Muchos jóvenes ya están haciendo mucho para combatir la violencia de género en las escuelas y sus alrededores y ahora es el momento de que les escuchen.

Desde el 6 hasta el 12 de agosto, jóvenes líderes han elevado sus voces para poner fin a la violencia de género relacionada con la escuela (SRGBV) a través de la campaña #NotMySchool que se puede seguir en Twitter. En este hastag los y las jóvenes han tenido la oportunidad de pedir cambios, compartir conocimientos y ser escuchados.

La campaña tiene dos aspectos clave: videos y blogs, que se pueden ver entrando en en los canales de UNGEI. Otro de sus lemas, que sigue las orientaciones internacionales para lograr espacios seguros es: Don’t be a bystander, be an ally (no seas un espectador, sé un aliado), animando a pasar de ser meros testigos pasivos a involucrarse activamente y hacer algo cuando se ve algo, lo que se conoce también, como ya publicó DF, por pasar de bystander a upstander.

La SRGBV es cualquier acto o amenaza de violencia sexual, física o psicológica que ocurre dentro y alrededor de las escuelas, como resultado de las normas de género y los estereotipos, y se impone por una dinámica de poder desigual. Las formas de violencia incluyen el castigo corporal, el acoso físico y psicológico, la discriminación de género, el acoso sexual y la violación.

Según la ONU, a nivel mundial se estima que 246 millones de niñas y niños experimentan algún tipo de violencia relacionada con la escuela cada año y ocurre en todos los países del mundo. UNGEI recoge una serie de datos que dan muestra de la gravedad de esta problemática:

– En Zambia, casi un tercio de los estudiantes (32.8% de las niñas y 31.7% de los niños) fueron forzados a tener relaciones sexuales con sus compañeros o maestros

– Más del 55% de los estudiantes LGBTQI autoidentificados en Tailandia informaron haber sido intimidados

– En Europa, los niños con discapacidad tienen cuatro veces más probabilidades de experimentar SRGBV

– Se estima que el 60% de los niños en el Caribe han sido testigos de violencia en sus propias escuelas, lo que provoca temor, absentismo y deserción escolar.

– Más del 60% de los niños LGBTQI en Chile, México y Perú fueron intimidados, en comparación con el 7% de los estudiantes heterosexuales.

Ante estas cifras, Nancy, miembro del Panel Asesor de Jóvenes de Plan International, reflexiona sobre la SRGBV en Sierra Leona y reclama la necesidad de protección y escuelas seguras.

Pero la violencia en las escuelas no solo ocurre lejos de nuestro país. Por ello, difundir este tipo de campañas o iniciativas que ponen en marcha a toda una comunidad, dándole protagonismo a la juventud e impulsando un posicionamiento en contra de cualquier tipo de violencia, puede contribuir a empezar un nuevo curso escolar lleno de esperanza para muchas niñas y niños que están sufriendo cada día en nuestros centros educativos.  #NotMySchool

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación