Talia Grant (Foto captura de pantalla web BBC)

Talia Grant tiene 16 años y es la primera actriz autista que representa el personaje de una adolescente con autismo en una de las conocidas teleseries inglesas, Hollyoaks. La actriz valora esta experiencia muy positivamente en varios aspectos, como lo bien acogida que se siente en el rodaje y con el equipo y, principalmente, por lo que supone interpretar su personaje, que considera que va a suponer una mayor concienciación sobre lo que implica ser una persona que se encuentra dentro del espectro autista.

Así lo expresa esta semana para la BBC, pues considera que Brooke, el personaje que representa, muestra aquellos aspectos en que se diferencian las personas con autismo de las que no, y cómo en su día a día se enfrentan a las dificultades y retos por sentir esta diferencia. Según ella, el trabajo que desempeña en esta serie es muy útil, ya que ayuda a mejorar el conocimiento y el entendimiento del autismo, igual que, a nivel personal, ha supuesto un mayor acercamiento de la gente de su entorno.  

La teleserie Hollyoaks se emite en el Channel 4 de la BBC desde 1995 y está dirigida, principalmente, al público adolescente y joven de Reino Unido. Para el casting del personaje Brooke, el equipo contó con el asesoramiento de la Sociedad Nacional de Autismo. Su directora de Asuntos Externos y Cambio Social manifiesta que se encuentran encantadas de que exista un personaje con autismo en la serie y, además, protagonizado por una actriz autista, pues asegura, que la mayoría de la gente conoce a alguien con autismo -en el Reino Unido 1 de cada 100 personas es autista- ya sea amiga o amigo, compañera o compañero, colega o miembro de la familia. Por eso considera muy alentador ver a más guionistas de TV que representan a autistas en su trabajo.

En uno de los módulos de esta asociación, Autistic Women and Girls, se expone cómo, históricamente, se pensó que las mujeres y niñas tenían menos probabilidad de tener autismo, lo que ha supuesto un infradiagnóstico en mujeres y niñas, dando lugar a diagnósticos erróneos, tardíos o que las mujeres y las niñas no sean diagnosticadas en absoluto.

Talia se muestra orgullosa de ser la primera actriz con autismo, y especialmente por ser mujer autista y negra. Seguro que esta serie también transforma interacciones, a partir  de la interiorización de valores de respeto y disfrute hacia la diversidad que inspire el personaje de Brooke. Así fue como pasó, en el caso que conocimos por la prensa este verano, en el que una niña decidió hacerse amiga de un niño autista en una piscina en la que jugaban, a pesar de las reticencias de su entorno, una decisión que estuvo motivada por la marioneta Julia, el nuevo personaje con autismo de Barrio Sésamo.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación