El Fondo Fiduciario de la ONU para eliminar la Violencia contra la Mujer es uno de los principales mecanismos globales de concesión de fondos exclusivamente dedicado a abordar la violencia contra las mujeres y niñas en todas sus formas, respaldando iniciativas efectivas que demuestran que la violencia puede tratarse sistemáticamente, mitigarse e incluso, eliminarse. Este fondo otorga becas, que oscilan entre 100.000 y 300.000 dólares, tanto para organizaciones no gubernamentales de base como para grandes organizaciones, con la finalidad de poner fin a la violencia de género así como desarrollar proyectos que trabajen en la promoción de la igualdad y  aborden la discriminación de género en diferentes países del mundo.

FundsforNGOs ha compilado un conjunto de ideas que pueden utilizarse para planificar y proponer proyectos en esta línea y ayudar a las organizaciones de los países en desarrollo a redactar solicitudes de financiamiento para diferentes agencias donantes, incluido el Fondo Fiduciario de la ONU, anteriormente citado.

A continuación enumeramos y explicamos brevemente cada una de las 10 ideas sobre las que versa la propuesta:

  1. Empoderar a las mujeres vulnerables a través del conocimiento y la conciencia. Se trata de proporcionarles estrategias que ayuden a aumentar el conocimiento sobre sus derechos, tanto humanos como legales, aumentando su capacidad de dirigir y decidir sobre sus vidas y buscando alternativas.
  2. Sensibilizar a los medios contra la violencia contra la mujer. Los medios de comunicación son un potente instrumento de concienciación social. Consistiría en dar mayor cobertura dirigida a la sensibilización sobre el tema, con políticas que respalden a los medios que visibilicen y denuncien la violencia contra la mujer.
  3. Empoderamiento económico para reducir la violencia doméstica. Las mujeres empoderadas económicamente son capaces de enfrentarse, con mayor éxito, a la violencia de género. Visibilizar a mujeres líderes emprendedoras ayuda a superarla y a potenciar la solidaridad femenina.
  4. Abordar el tráfico de mujeres. El tráfico de mujeres y niñas es un grave acto de vulneración de los derechos humanos. Se propone plantear redes de apoyo y rescate, y de rehabilitación de las víctimas proporcionándoles modos de  vida alternativos así como la impunidad y castigo legal a aquellas personas que trafican con las vidas de niñas y mujeres.
  5. Incrementar la participación de las mujeres en la toma de decisiones para reducir la violencia contra las mujeres.  Concienciar de la participación de las mujeres en la toma de decisiones, así como aprobar una ley con medidas integrales que protejan a las víctimas serían parte de las actuaciones planteadas para frenar los casos de violencia contra las mujeres.
  6. Los jóvenes como agentes de cambio para hacer frente a la violencia contra la mujer. La prevención es una de las claves para eliminar la violencia de género. Se plantea educar y movilizar a los y las jóvenes para abordar el tema de la violencia contra las mujeres; emponderarl@s con el conocimiento de los derechos humanos; reclutar graduados y graduadas universitarias para llevar a cabo campañas de movilización y organizar talleres en escuelas y universidades para visibilizar temas y casos de violencia contra las mujeres.
  7. Sensibilizar a los actores que pueden participar en la prevención de la violencia contra las mujeres a nivel local. Toda la comunidad tiene que ser partícipe y corresponsable con el tema. La policía, el poder judicial, el personal médico, todos y todas estamos implicados en esta lucha y debemos conocer cómo trabajar desde la prevención y cómo actuar una vez identificados los diversos casos de violencia sin enjuiciamientos ni prejuicios hacia las víctimas.
  8. Trabajando con hombres: “The White Ribbon Way”. Desde 1991, este movimiento de hombres se une a la lucha conjunta con las mujeres para superar la violencia de género, llevan cintas blancas como promesa de nunca cometer, tolerar ni guardar silencio sobre la violencia contra mujeres y niñas.
  9. El feticidio femenino como forma de violencia contra la mujer. Activo en algunas sociedades, el feticidio discrimina a las mujeres no nacidas. Se necesita de una mayor conciencia pública así como políticas que persigan este tipo de crímenes perpetrados por médicos en horribles clínicas de salud.
  10. SASA – Un kit de activistas para la prevención de la violencia contra las mujeres y el VIH. Raising Voices en Uganda desarrolló “SASA”, una herramienta integral  para abordar la violencia contra las mujeres y el VIH. SASA! es una palabra en kiswahili que significa “ahora”. Y es ahora, el momento de prevenir la violencia contra las mujeres y combatir enfermedades como el sida.

Se necesitan políticas que financien económicamente proyectos de este calibre, junto con la sensibilización, concienciación y colaboración de todos y todas, para conseguir el objetivo soñado: eliminar la violencia contra las mujeres.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación