Hace unos meses, en el DF salió una noticia sobre la cobertura de la I Cumbre Mundial contra la violencia en el deporte, en la que se destacó el concepto de safeguards. Ahora queremos compartir una de las asociaciones que tiene por objetivo generar cambios positivos en la protección y el compromiso con las víctimas de abusos sexuales a través del fútbol: SAVE, safeguarding and victim engagement (Salvaguarda y compromiso con las víctimas).  

SAVE nació en 2016 y es una asociación dirigida y fundada por sobrevivientes de abusos sexuales en entornos de fútbol. Su enfoque es de colaboración, buscando un trabajo junto a las autoridades y organizaciones para lograr mejores resultados para niños, adultos vulnerables y sobrevivientes. Apuestan por el fútbol ya que, dada su popularidad, este deporte se encuentra en una posición única para poder esforzarse constantemente por lograr un estándar ejemplar en la protección de las personas vulnerables y la atención de los sobrevivientes de abuso.

Dentro de su página, en el apartado de safeguarding, se puede encontrar información para familias y cuidadores, niños, niñas y jóvenes, ya que tienen claro que todo sistema de salvaguarda sólido y eficaz está respaldado por el principio de “responsibility for all” (responsabilidad de todos). Sabemos por las investigaciones que sin la implicación activa de tod@s no se pueden lograr entornos seguros.

Dan mucha  importancia de dar voz a los supervivientes ya que se encuentran en una posición única para influir e inspirar a quienes se encargan del bienestar de los niñ@s y adultos más vulnerables. También valoran las voces de los familiares inmediatos ya que pueden tener ideas únicas por el impacto que tiene en sus vidas. Esta información se puede encontrar en el apartado victim engagement.

Por último, destacaríamos algunas de las first eleven (las primeras once prioridades), una por cada miembro del equipo,  que ponen de manifiesto cómo crear entornos seguros también en el mundo del deporte teniendo en cuenta la idea de la implicación de toda la comunidad, la creación de protocolos exitosos y el apoyo a las víctimas: responsabilidad de todos,  protocolo de informe de incidentes, inducción y participación de las familias y apoyo a las víctimas.

Los casos de abuso sexual infantil, en España, según el último informe de Save The Children, ya son entre un 10 y un 20%. Estos abusos los suelen ejercer personas conocidas, como son los entrenadores deportivos, entre otros. Con el ejemplo de esta asociación podemos, como personas vinculadas al deporte, familiares y miembros de las comunidades, hacer llegar estas medidas que se toman ya en entornos deportivos para proteger a la infancia como premisa fundamental.

Si quieres, puedes escribir tu aportación