Cada vez son más las personas que quedan y tienen citas con alguien a quien no han conocido previamente, formas nuevas y no tan nuevas que traen consigo retos como el de garantizar la seguridad y el respeto. ¿Qué hacer si durante una cita con alguien dejamos de sentirnos bien, la situación se torna desagradable, incómoda.., y dejamos de sentirnos seguras? Es importante contar con mecanismos para poder cortar a tiempo situaciones en las que nadie se quiere ver. Para ello, el papel activo que juegan las personas del entorno es fundamental.

“Ask for Angela” (pregunta por Ángela) es la campaña de seguridad y apoyo que, desde el Consejo del Condado de Licolnshire e ideada por Hayley Child, coordinadora de estrategia contra la violencia de género y el abuso sexual, se lanzó por los bares de la zona, como estrategia para la prevención del acoso sexual. De esta forma, se puede ver cómo en los baños de los locales que se han comprometido activamente para garantizar espacios seguros, luce un cartel que bajo el hastag #NOMORE plantea una serie de preguntas que ayudan a visibilizar y saber qué hacer en caso de estar viviendo una situación potencialmente peligrosa en la que se dé acoso o intimidación. Así pues, con preguntas como “¿tu cita no está funcionando?”; “¿sientes que no estás en una situación segura?”; “¿tu cita no es como se mostraba en su perfil?” o, incluso, “¿notas todo un poco raro?”, cualquier persona que esté pasando por una experiencia de este tipo, incómoda, desagradable y que, en definitiva, no le esté haciendo sentir bien o generando inseguridad, puede contar con la ayuda necesaria para salir de la situación discretamente y sin dar demasiadas explicaciones. El cartel, que finaliza con un mensaje claro, “Si vas al bar y preguntas por Angela, el personal sabrá que necesitas ayuda y te llamará un taxi o te ayudará con discreción, sin causar demasiado alboroto”, incluye además el teléfono del servicio Lincolnshire Rape Crisis, para llamar en caso de necesidad.

La campaña, gracias a las plataformas digitales y a alguien que fotografió el cartel y lo twitteó, ha logrado dar la vuelta al mundo, un fenómeno social sobre el que ya publicó un artículo DF a raíz de la entonces recién inaugurada exposición “Hope to Nope: Graphics and Politics 2008-18”. Así ha logrado el apoyo de algunas personalidades de Hollywood que cuentan con multitud de seguidoras y seguidores o la demanda, a través del hastag #askforAngela, para que se expanda a nivel nacional. Actualmente, ya se han sumado a la iniciativa Nueva Gales del Sur y Sidney, en Australia, y cada vez se pide en más lugares, con la idea de garantizar espacios seguros y de libertad y que todo el mundo sin excepción pueda disfrutar de sus citas y, si no, poder darles fin cuando así se desee.

Si quieres, puedes escribir tu aportación