La incidencia de la leucemia aguda mieloide se va incrementando con la edad y, si se diagnostica después de los 65 años, su índice de mortalidad es del 90%. Estos datos, unidos al hecho de que se trata de uno de los tipos de cáncer más difíciles de detectar dada la ausencia de síntomas por parte de las personas que lo sufren, provoca que la comunidad científica trate de avanzar en el análisis de indicadores genéticos que puedan determinar su presencia.

En España, un equipo de investigadores e investigadoras de Granada, Murcia y Navarra ha publicado recientemente un artículo en la revista Nature, Prediction of acute myeloid leukaemia risk in healthy individuals [Predicción del riesgo de leucemia mieloide aguda en individuos sanos], en el que se evidencia, por primera vez, el descubrimiento de las mutaciones genéticas que pueden identificarse en las personas susceptibles de desarrollar  esta enfermedad.

La investigación, comprendida dentro del proyecto EPIC (Estudio Prospectivo Europeo sobre Nutrición y Cáncer), contó con la participación de 800 personas de 10 países europeos distintos. La prueba consistió en el análisis del ADN y el seguimiento de los y las participantes. Durante el experimento, 124 pacientes desarrollaron la enfermedad y 676 permanecieron libres de ella. Entre quienes padecían leucemia se lograron identificar los cambios genéticos producidos por este tipo de cáncer, que son detectables hasta cinco años antes de diagnosticarse la enfermedad.

Sin duda este descubrimiento va a poder ser la base del diseño de una prueba predictiva de sujetos con riesgo de padecer leucemia, que la identifique mucho antes de que el/la paciente manifieste los primeros síntomas de la enfermedad. Y no sólo es un avance en su detección precoz; además, los científicos y científicas del proyecto manifiestan que la identificación de las células mutadas puede propiciar la intervención farmacológica antes del desarrollo de la neoplasia provocada por la leucemia.

 

Secciones: Evidencias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación