Wikipedia

El pasado lunes, un juez federal emitió la prohibición temporal contra las deportaciones rápidas de padres y madres que fueron reunidos con sus hijas e hijos, emitidas por el Gobierno de los EE.UU. El próximo 26 de julio, vence el plazo para reunir hasta 2.550 niños y niñas que fueron separadas de sus familias cuando cruzaron la frontera de México con los Estados Unidos.

Mientras, la Unión Americana de Libertades Civiles pide una semana de margen para que las familias puedan decidir qué quieren hacer con sus hijos e hijas, por lo que refiere al asilo en los Estados Unidos.

Son muchos los y las juezas desde los diferentes estados federales que están pidiendo que se detengan las deportaciones rápidas o se deje un margen de tiempo a las familias entre el reencuentro y la toma de decisiones sobre su futuro. Pero, por otra parte, hay jueces que continúan defendiendo las deportaciones rápidas en centros de detención, como es el caso de la audiencia en California.

Aún quedan 71 menores bajo el cuidado del Gobierno según informa el Departamento de Salud y Servicios Humanos. Y muchas familias a la espera de que puedan circular de forma libre, en busca de un futuro mejor para sus hijas e hijos.

 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación