La promoción de la lectura entre niñas y niños es cada vez más frecuente en las escuelas, en las que, normalmente, cada curso tiene un libro de lectura común para todo el alumnado. Pero, ¿cómo promover la lectura de forma que el profesorado pueda evaluar varias opciones de obras literarias?

Legiland es una plataforma digital basada en las TIC que pretende incitar a los niños y las niñas de entre 10 y 16 años a leer. Esta plataforma permite que el alumnado pueda leer distintas obras literarias, ya que la aplicación ofrece un amplio catálogo con diversas clasificaciones -incluida una clasificación de Lectura fácil– y, a su vez, permite al profesorado evaluar y hacer un seguimiento exhaustivo de la actividad de cada alumno o alumna de forma eficaz, sin abastecer una gran cantidad de tiempo.

Además, cuando cada lector o lectora ha leído una obra, accede a un cuestionario rápido de comprensión lectora creado por especialistas, según los criterios del Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes o Informe PISA. Asimismo, como si de un videojuego se tratase, las niñas y los niños tienen la opción de ganar puntos e ir modificando un avatar propio. Y, aunque se ha empezado a usar en las escuelas, también es una plataforma apta para familias, donde el/la tutor/a legal puede registrarse para hacer el seguimiento.

Ya son varias escuelas e institutos los que han testado la iniciativa. Un ejemplo es el municipio de Olesa de Montserrat, que realizó un Plan Lector Municipal que surgió, en un principio, en el Instituto Creu de Saba, de manos del profesor Javier Morales. Desde entonces, muchos alumnos y alumnas de distintas escuelas del municipio han leído varias obras literarias. Por su parte, la Biblioteca Santa Oliva del mismo municipio reservó una serie de estanterías con obras que están en el catálogo de Legiland. De esta forma, los niños y las niñas que conozcan alguna de las obras podrán tenerlas en formato físico.

Si quieres, puedes escribir tu aportación