El pasado viernes, Izquierda Unida (IU) registró en el Congreso una proposición de Ley Orgánica para la erradicación de la prostitución en España, centrada en tres acciones: elevar las penas a los proxenetas, sancionar con multas a los clientes y eliminar de los medios de comunicación cualquier imagen que promueva la violencia contra la mujer.

Se trata de actuaciones dirigidas a reducir la demanda de prostitución, considerada, por el mismo grupo político como fenómeno de “violencia extrema contra las mujeres”.

Isabel Salud, impulsora de la iniciativa y diputada de Unidos Podemos, fue quien presentó la propuesta, acompañada de diversas organizaciones feministas y de lucha contra la prostitución implicadas en la elaboración de la norma, informando a los medios de que se trata de un primer paso para empezar a cambiar las cosas y, en un futuro, poner en marcha más medidas para acabar definitivamente con la prostitución y así promover la defensa de los derechos humanos y la igualdad de género.

En cuanto a los contenidos de la propuesta, según Salud, se trata de actuaciones muy concretas dirigidas a reducir la demanda de la prostitución y aumentar la sensibilización social. Para ello incluye varias modificaciones legales que implican la criminalización del cliente y del proxeneta. Por una parte, la reforma del Código Penal para endurecer la pena de entre un año y cinco años de cárcel para quienes promuevan la prostitución. Y, por otra parte, la modificación de la Ley de Protección de Seguridad Ciudadana, que actualmente recoge sanciones para las mujeres, y reformarla para sancionar al cliente al catalogar como pena grave el consumo de prostitución, con sanciones de entre 600 y 30.000 euros para infracciones graves y hasta 600.000 para las muy graves.

La tercera actuación se dirige a promover una sensibilización social a través de los medios de comunicación, en concreto con la prohibición de los anuncios de prostitución y ofertas de contactos sexuales, que se haría mediante la modificación de la Ley General de Publicidad. Salud también ha declarado que la norma es necesaria porque en España ha aumentado la prostitución en los últimos años, llegando incluso a ser considerado un país de destino del turismo sexual. Y porque, según alerta,  cada vez más chicos jóvenes utilizan la prostitución para pasar un buen rato, por ejemplo en las despedidas.

IU presenta la norma como una propuesta que ya incluyó de manera similar en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y que fue apoyada por la mayoría de la Cámara y por eso Salud considera que podría contar con el apoyo necesario en el Congreso para iniciar su trámite.

La creciente investigación científica sobre esta problemática ofrece evidencias sobre la importancia de un posicionamiento abolicionista de la prostitución, al establecer la prostitución como sinónimo de trata de mujeres con fines de explotación laboral y sexual, y que las políticas nacionales son consideradas relevantes en la lucha contra la trata.

Secciones: Noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación