Estatua Millicent Garret de Gillian Wearing // Wikipedia

Millicent Garrett (1847-1929), la política pacifista y sufragista británica, finalmente tiene una escultura en la Plaza del Parlamento de Londres. Realizada por la artista Gillian Wearing, es la primera vez que una mujer esculpe una sufragista. La escultura pretende mostrar las contribuciones de Garrett a la educación de las mujeres, los derechos para prostitutas y a desafiar las condiciones brutales en los campos de concentración de Gran Bretaña en la guerra contra los Boers, entre otras. 

La nueva estatua está rodeada por las Casas del Parlamento, la Abadía de Westminster y Whitehall, y por el Palacio de Buckingham, representación del corazón del poder británico. Además, la plaza es también el hogar de 11 – ahora 12- esculturas de personas notables. Hasta esta semana, todos eran hombres: Disraeli, Churchill, Palmerston, Gandhi, Canning, Derby, Smuts, Lincoln, Mandela, Peel y Lloyd George.

En la presentación pública, Sadiq Khan, alcalde de Londres, afirmó que las estatuas proporcionan un barómetro de los valores de un tiempo y un lugar. Ponerlos en alto y derribarlos puede convertirse en actos cargados de significado que provocan pasiones feroces. En el sur de los Estados Unidos, la construcción de estatuas confederadas durante la era del movimiento por los derechos civiles reflejaba el deseo de mantener las nociones de supremacía blanca. En esos momentos, Londres vive el debate sobre la nueva estatua a Sylvia Pankhurst, sufragista, anticolonialista, radical.

Según afirman las autoridades, es el momento de que las mujeres, más allá de las alegorías a la Justicia o la Paz, se conviertan en parte de la gramática de las calles.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación