www.childfundpassitback.org

ChildFund Pass It Back es un programa innovador de desarrollo del deporte liderado por ChildFund (organización sin ánimo de lucro) junto con World Rugby, Asia Rugby y Women Win. Además, existe un grupo de trabajo llamado Asia Rugby’s Safeguarding Working Group  que proporciona consejo y ayuda a sus miembros para mejorar sus prácticas y salvaguardar a la infancia. 

El programa ChidFund Pass It Back se inició en abril de 2015 y forma parte del IMPACT Beyond Rugby (IMPACT Beyond 2019). Este programa tiene como finalidad ayudar a las niñas y niños y a jóvenes de entornos empobrecidos de Asia a superar dificultades e inspirar un cambio social positivo que además repercuta en sus comunidades. Más del 50% de las personas participantes son niñas y mujeres. Se podría decir que los dos ejes fundamentales del programa son la salvaguarda a la infancia y la inclusión social.

La violencia que sufren las niñas en el mundo es muy elevada y se da en diferentes formas y entornos. Según UNICEF,  en Asia al menos 60 millones de niñas han “desaparecido” debido a la selección prenatal del sexo, el infanticidio o el abandono. El hecho de ser mujer unido a la pobreza aumenta la vulnerabilidad ante la violencia sexual. Las investigaciones muestran que en todo el mundo el 20% de las mujeres y entre el 5% y el 10% de los hombres sufrieron abusos sexuales durante la infancia.

Así el programa ChildFund Pass It Back proporciona un currículum integrado de rugby y habilidades para la vida en un entorno protegido que promueve los valores del juego y construye a una nueva generación de líderes en las comunidades desaventajadas a lo largo de Asia, como muestra el video. Las niñas y niños y las personas jóvenes llevan un desarrollo personal estructurado del currículum en el que aprenden sobre liderazgo, solución de problemas, igualdad de género, resolución de conflictos y a planear para el futuro; todo ello unido a los valores del rugby y el significado que tienen dentro y fuera del campo. Es importante que las personas participantes progresen en ser líderes de grupos de iguales y modelos influyentes en sus comunidades. Así se logra un cambio cultural, donde las niñas y los niños transmitan mensajes de esperanza como, por ejemplo, que lo que antes no era posible, ahora sí que se puede hacer. Pasan a ser referentes de apoyo muy necesarios para la protección, ya que en la zona de Asia aún existe mucha carencia de apoyos y servicios sociales.

En la Declaración de la Agenda 2030 sobre desarrollo sostenible se reconoce que el deporte contribuye al empoderamiento de las mujeres y las jóvenes individualmente y colectivamente así como el cumplimiento de los objetivos de inclusión social. En este sentido, en el punto octavo de la declaración se destaca la necesidad de aspirar a un mundo en el que sea universal el respeto de los derechos humanos y la dignidad de las personas, la justicia y la igualdad. Un mundo en el que se invierta en la infancia y donde todos los niños crezcan libres de violencia y la explotación.

Mediante el rugby se permite transmitir valores como integridad, pasión, solidaridad, disciplina y respeto. Los y las entrenadoras utilizan estos valores como parte final de la actividad de cada sesión en la cual se favorece una reflexión con el objetivo de aprender habilidades para la vida para mantenerse seguros en un entorno cambiante.

Con ChildFund Pass It Back se pasa de la privación, exclusión y vulnerabilidad de las comunidades más desfavorecidas a la promoción de la resistencia, la igualdad de género y una vida saludable. Se educan para ser líderes en sus entornos cercanos con los mejores valores que garanticen comunidades seguras en un futuro ya que se convertirán en gente buena como la que ahora les ha ayudado a ellas y ellos.

Si quieres, puedes escribir tu aportación