Mark Goldring // youtube oxfam

The Guardian y The New York Times publicaron ayer la carta de renuncia del jefe de Oxfam después de los escándalos de abuso sexual. En la carta, el presidente ejecutivo, Mark Goldring, señala los “errores pasados” de Oxfam al anunciar su salida a fin de año.

Mark Goldring, que asumió el cargo en 2013, estaba a la cabeza de la organización cuando se supo la noticia sobre los miembros del equipo de la organización benéfica. Al anunciar su renuncia, afirma que se están sentando bases sólidas para la recuperación de la organización, sin perder de vista el objetivo principal que es construir condiciones de vida mejores para las personas más vulnerables.

Oxfam perdió miles de donantes inmediatamente después de las revelaciones del periódico Times en febrero, al saberse que su personal había explotado sexualmente a las víctimas del terremoto de Haití, antes de que Goldring se hiciera cargo. Esta primera información pública llevó a muchas más acusaciones de abuso que salieron a la luz en Oxfam, y en todo el sector de la ayuda humanitaria, que se enfrentó a fuertes críticas ya que se vio envuelto por el escándalo.

Según The Guardian, el problema amenazó el compromiso del gobierno del Reino Unido de cumplir con su responsabilidad legal de gastar el 0.7% de su ingreso nacional bruto en ayuda externa, indicó Matthew Rycroft, secretario permanente del Departamento para el Desarrollo Internacional. En ese momento, Goldring afirmó que no renunciaría a menos que la junta de la organización perdiera fe en su liderazgo.

El hecho de que los casos de acoso de las organizaciones de ayuda humanitaria hayan salido a la luz contribuye a mejorar dichas organizaciones protegiendo su objetivo principal.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación