Los equipos informáticos como ordenadores, móviles, tablets, etc., evolucionan cada vez más introduciendo mejoras en el sector tecnológico. Un ejemplo de ello es un SSD. Se trata de un disco magnético de alto almacenaje que tiene unas tasas de lectura, escritura y un tiempo de acceso más rápidos, además de incrementar el rendimiento del dispositivo al que se une este SSD. 

Pues bien, Samsung ha presentado este año un nuevo modelo de almacenaje SSD con mayor capacidad. Tras su último récord en el año 2016 con una capacidad de 15,36 TB (ha pasado de llamarse gigabytes a terabytes) de almacenamiento, ahora ha introducido un total de 30 TB duplicando así la cantidad, y la nueva SSD, llamada PM1643, pasa a ser de 2,5 pulgadas. Con una velocidad de lectura secuencial de 2100 MB/s y 1700 MB/s de escritura secuencial, el objetivo es expandir la línea con distintas versiones y cubrir necesidades empresariales de diferentes industrias para así permitir el desarrollo empresarial y, a su vez, tecnológico. 

Aunque principalmente ha sido desarrollado para las industrias, como bien hemos mencionado, sí es cierto que un dispositivo como este nos aportaría un mayor rendimiento de nuestro equipo y una mayor capacidad de memoria. Por ello, a medida que aumente la productividad, se verán versiones más económicas y factibles para todo el mundo, de manera que todas y todos podremos acceder a herramientas de almacenaje que nos resultarán de gran utilidad para nuestro día a día.

Secciones: Navegando

Si quieres, puedes escribir tu aportación