Un equipo de científicos del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) han descrito un aborto espontáneo que muy probablemente fue causado por el virus Zika. Los hechos tuvieron lugar en España el año 2016, cuando una mujer que se encontraba embarazada de siete semanas viajó a República Dominicana, donde desarrolló síntomas compatibles con la infección por Zika. Tras regresar al país, en una revisión médica rutinaria los médicos detectaron la muerte del feto, que estiman que se produjo en la octava semana de embarazo.

Este estudio revela el primer caso en España de aborto a causa de este virus, que infectó la placenta y dañó al embrión, y es relevante porque detalla algunos efectos de la enfermedad en mujeres embarazadas, que no se habían demostrado antes. Los investigadores encontraron rastros del virus en la placenta y el tejido embrionario y también pudieron detectar virus en sangre de la mujer que había sufrido el aborto hasta un mes después de sufrir los primeros síntomas.

En el año 2015, en Brasil aumentó notablemente el número de recién nacidos con microcefalia, una afección en la cual la cabeza del bebé presenta un tamaño inferior al que debería tener y que generalmente va asociada a un desarrollo inadecuado del cerebro. Un hecho que se relacionó con una epidemia de virus Zika que tuvo lugar en el país y que se extendió a toda Latinoamérica. Esos estudios permitieron evidenciar las anomalías congénitas que puede causar esta enfermedad en embriones, llegando incluso a la pérdida del feto y a una persistencia del virus después del aborto, tal como han demostrado ahora los investigadores del ISGlobal.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación