Casa en 3D (Foto: vídeo oficial presentación New Story + Icon)

Ya conocíamos algunos de los beneficios de la impresión 3D, como la impresión de piel humana. Esta misma semana veíamos su aplicación en el día a día de una niña de Florida que podía tocar el violín gracias a un dispositivo elaborado a partir de la impresión 3D. En esta espiral tecnológica, la impresión 3D también está al servicio de los grupos más vulnerables como, por ejemplo, las personas sin hogar.

El trabajo colaborativo de dos empresas ha hecho posible la construcción de una primera casa habitable y que cumple con las normativas correspondientes. La organización benéfica New Story, en su empeño por construir casas en países en vías de desarrollo, impulsó junto con Icon, una empresa de Austin, Texas, dedicada a construir material de robótica, este proyecto innovador y revelador que puede proteger y transformar las vidas de las personas sin hogar. En tan sólo 24 horas se puede construir una casa de acuerdo con los códigos de habitabilidad, una buena noticia para los países en los que primero se construirán, como Haití o El Salvador. A pesar de que el precio de salida es de unos 10.000$, Icon, propietaria de la impresora, se plantea rebajar el precio a los 4.000$.

El material de construcción es una mezcla de hormigón que, por capas, mantiene su forma al endurecerse. Pese a que se está estudiando la posibilidad de hacer el techo de la casa también con impresión 3D, esta opción no es aún factible. Una vez finalizada la impresión, New Story pinta las paredes exteriores, se encarga de todo el sistema de tuberías, instalación eléctrica e instalación de ventanas. Actualmente ya se está estudiando la posibilidad de que sean robots los que realicen la instalación de ventanas, y drones los que pinten las paredes.

La revolución tecnológica al servicio de las comunidades más vulnerables es ya una realidad. Familias enteras podrán habitar estos pisos de entre 65 y 70m2 sin correr con ningún gasto con lo que mejorará su calidad de vida. Sólo en El Salvador, país donde se realizará la primera prueba piloto, 2,5 millones de personas están duramente castigadas por la pobreza según el informe de 2016 de la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM), realizada por la Dirección General de Estadística y Censos (DIGESTYC) del Ministerio de Economía (MINEC). El colectivo de mujeres se ve especialmente afectado, con un 52.7% de mujeres inactivas en edad de trabajar, a diferencia del 19.9% de hombres. Además, a partir de los 30 años las mujeres representan mayor tasa de analfabetismo que los hombres y muestran una mayor prevalencia de enfermedad, síntoma o lesión, 1.8% más que los hombres. La garantía de vivienda gracias a casas express de bajo coste. supondrá un antes y un después en la vida de muchas salvadoreñas.

Si quieres, puedes escribir tu aportación