El exlíder de la delegación de la República de Mauricio en los Juegos de la Commonwealth debía enfrentarse a la justicia este martes en la Corte de Magistrados de Southport, en Queensland, tras ser acusado de cometer una agresión sexual el pasado 29 de marzo. Pero, finalmente, tras anunciarlo hace unos días, solamente se ha presentado su abogado tal como permite el sistema judicial australiano. La nueva cita ante el juez será el 8 de mayo, pero el abogado representante no ha querido hacer comentarios sobre la posible asistencia del acusado.  

Los hechos sucedieron durante la edición de 2018 de los Juegos de la Commonwealth, una competición deportiva que se celebra cada cuatro años, que tuvieron lugar en Australia. La atleta mauritana Jessika Rosun, de 26 años, denunció que había sido agredida sexualmente por Kaysee Teeroovengadum, de 52 años, que dejó su cargo después de que se conociera la noticia. También está suspendido de su puesto como Secretario General en el Comité Olímpico de Mauricio.

Por su parte, el director ejecutivo de la Federación de los Juegos de la Commonwealth, David Greyemberg, dijo que confiaba que existían “garantías correctas” para proteger a los deportistas después de saber que Rosun había presentado una denuncia. Greyemberg se ha mostrado contundente y ha asegurado que la organización no tolerará “ningún comportamiento abusivo de ninguna naturaleza”. Los Juegos de la Commonwealth finalizaron el pasado 15 de abril y está previsto que Rosun, tras participar en las pruebas de lanzamiento de jabalina en representación de su país, regrese a casa este martes por la tarde a la espera de ver cómo avanza el caso.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación