Uno de los debates con más controversia sobre el acoso sexual y las denuncias por agresiones sexuales gira en torno a las denuncias falsas.

Muchas son los y las investigadoras que durante años se han dedicado a analizar esta cuestión. El autor y las autoras de un estudio, publicado por la prestigiosa revista Violence Against Women, critican las publicaciones sobre falsas denuncias y aportan nuevas evidencias. El equipo investigador llevó a cabo un análisis sobre casos de agresiones sexuales denunciados en el entorno académico durante 10 años, con el objetivo de establecer el porcentaje de denuncias falsas. Analizaron 136 denuncias por acoso sexual interpuestas ante los altos cargos de la Universidad Northwestern, en Estados Unidos. Determinaron que iban a entender como denuncia falsa, en ese estudio, aquella denuncia que, tras haberse realizado la investigación, demostró ser falsa. Esto no debe confundirse con una investigación que fracasa en demonstrar que el acoso sexual se produjo.

En los resultados que establecieron, sólo 8 de las 136 denuncias estudiadas fueron consideradas falsas, lo que representa el 5,9% del total de las denuncias. Las autoras y el autor del estudio también afirman que, en base a anteriores análisis realizados, el porcentaje de falsas denuncias en temas de acoso sexual se sitúa entre un 2% y un 10%. Esta realidad nos evidencia que entre un 90% y hasta un 98% de las denuncias que se presentan por violencia sexual en el entorno universitario tienden a ser verdad. Por lo que resulta muy importante desmontar los mitos y las concepciones erróneas en los análisis sobre acosos sexuales y denuncias sobre los mismos.

Estas concepciones basadas en prejuicios significan un freno a la superación de la violencia de género y contribuyen a revictimizar a las víctimas que se atreven a romper el silencio, lo que supone un efecto silenciador por su miedo a no ser creídas y a que sus testimonios se llenen de sospecha e incredulidad. Las redes de solidaridad y las figuras de apoyos activos, como los bystanders intervention, consiguen superar este mito al tener como uno de sus pilares fundamentales creer siempre a la víctima.  

Secciones: Evidencias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación