La contaminación es un problema que afecta a toda la población, pero recientemente una investigación ha revelado que tiene un especial impacto sobre los fetos. Científicos del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y del Erasmus Medical Center, de Rotterdam, Países Bajos, han publicado un estudio en Biological Psychiatry que demuestra la existencia de relación entre los niveles de polución a los que están expuestas las mujeres embarazadas y las alteraciones cerebrales que sufren sus fetos.

La investigación se desarrolló en Holanda con un grupo de mujeres y sus hijos. Los investigadores determinaron la contaminación del aire durante la vida fetal de estas niñas y niños, además de evaluar la morfología del cerebro cuando tenían entre 6 y 10 años. El resultado demostró que un mayor nivel de contaminación atmosférica comportaba un riesgo superior en la aparición de problemas de salud mental como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, además de otras dificultades relacionadas con el control inhibidor de los menores. Este hallazgos indican igualmente que estos retrasos cognitivos también podrían tener consecuencias a largo plazo, como una mayor posibilidad de sufrir un trastorno mental o el fracaso escolar.

Otros estudios ya habían apuntado anteriormente las consecuencias de la polución en los fetos, pero este ha sido el primero que lo relaciona directamente con una menor capacidad cognitiva y que saca a la luz un aspecto controvertido sobre la contaminación del aire. La gran mayoría de las mujeres que participaron en el estudio, a excepción de un 0,5%, vivía en zonas donde no se excedían los límites establecidos por la Unión Europea y catalogados como seguros. Pero, después de conocer los resultados finales, ¿lo son realmente? Esta es una cuestión que ha surgido entre el equipo de expertos encargado, que considera que “no es posible garantizar que los niveles actuales de contaminación en nuestras ciudades sean seguros” y que se debería empezar a plantear su revisión.

Secciones: Noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación