Imagen de la Policia Nacional Española

La Policía Nacional ha llevado a cabo una operación para detener a las catorce personas que conformaban una red de explotación sexual en Ribadesella. Las víctimas de tratas eran principalmente paraguayas, engañadas a través de contactos intermediarios, en general con lazos familiares. Las chicas, en su gran mayoría jóvenes, eran obligadas por la fuerza a ejercer la prostitución. Dentro de la red, la ex pareja de uno de los cabecillas era la que intermediaba entre las chicas y el club de alterne,  según RTVE.

La unidad de trata es la sección de la Policía Nacional encargada de detener a los explotadores sexuales y liberar a las víctimas de trata. Tal y como se define en su sección, la trata con motivos de explotación sexual es la nueva esclavitud del siglo XXI, y no podemos olvidar que más del 90% de las mujeres que ejercen en la prostitución han sido obligadas a ello forzosamente. Liberarse de las cadenas que les autoimponen resulta casi imposible sin la colaboración ciudadana y la implicación de las fuerzas de seguridad para liberarlas.  

Por ello la Policía Nacional sabe que para que su trabajo sea más efectivo necesita la colaboración ciudadana. Hay dos formas de enviar denuncias si se conocen casos de explotación sexual, la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es.  Bajo el hashtag #contralatrata se difunden todos los casos que ha sido posible resolver a través de la colaboración ciudadana. Implicarnos en salvar víctimas de la explotación sexual también está en nuestras manos. Colaborar con la policía en estos casos contribuye a liberar de la esclavitud sexual a muchas mujeres.

Secciones: Noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación