Blanca San Segundo trabaja como personal de apoyo en la Escuela Infantil La Alquería de Valencia, es estudiante del grado universitario de Terapia Ocupacional y militante política. Blanca es una joven con síndrome de down que despierta la admiración de muchas personas y, para algunas jóvenes con discapacidad, se ha convertido en un referente. En su infancia estudió en una escuela que abogaba por un proyecto inclusivo, pero a pesar de ello no pudo librarse de que algunas compañeras y compañeros le tratasen de forma cruel. Dialogamos con ella sobre cómo avanzar para tejer relaciones que aseguren en el futuro un mundo más diverso e igualitario.

Blanca San Segundo. Foto de Susana Gómez.

"Podemos cambiar este mundo y ser mejores personas."

Querríamos comenzar la entrevista conociendo tu valoración general sobre si consideras que las personas con discapacidad son más susceptibles de vivir situaciones de violencia y tu preocupación al respecto.

No creo que sea por el hecho de ser discapacitado, pero es muy importante poder contarlo. Cuando el grado de discapacidad impide poder comunicarse bien, de forma que no pueden contar lo que les ocurre, si puede haber un problema y para eso tendría que haber alguien que, cuando vea esos problemas, lo denuncie por ellos y ellas.

Concretando sobre el abuso sexual, hay investigaciones que muestran que las personas con discapacidad intelectual tienen más posibilidades de sufrir abuso sexual, un tema que sigue muy presente en nuestras sociedades. ¿Cómo crees que podemos proteger mejor a quienes presentan mayor riesgo de sufrir abuso sexual?

Es un tema muy complicado y creo que se debería tratar a nivel político porque concierne a la sociedad, lo que pasa es que hay veces que esto se les olvida a los políticos que dan más importancia a otros temas y es importante, porque cada vez vemos que pasa a más personas.

Cada vez más estudios consideran la importancia de las amistades… En tu caso, ¿qué papel crees que han jugado las amistades para que lograras éxito personal y profesional?

Yo creo que cumplen un papel muy importante porque las amigas y los amigos te hacen sentir más fuerte y con ganas de luchar más. Por otra parte, son amigos y amigas que, aunque no vea diariamente, siguen estando ahí, además yo no soy nada dependiente; tengo mis estudios, mi trabajo, mi hobby. En invierno especialmente, me comunico mucho con ellos por redes sociales y cuando llega el verano ya quedo más con ellas y ellos o por ejemplo con mi hermano que al igual que mis amigas también me ha enseñado muchas cosas en esta vida. En ese sentido, quiero decir que cada persona me hace ver cosas distintas para que pueda aprender cada día un poco más.

Una mamá cuyo “post” se ha hecho viral en Facebook, reclama que el sistema educativo actual no asegura una educación global de todas las personas en igualdad y que por culpa de esto, su hija acabó siendo trasladada a un centro especial en el que, a pesar de que todo el mundo es estupendo, ella no recibe la estimulación del ambiente que necesita… ¿Crees que se podría trabajar en los espacios educativos para que el alumnado con discapacidad pueda optar también a verdaderas amistades?

Por mi experiencia, apuesto por los centros inclusivos como en el que trabajo, en el que los profesionales de la atención temprana entran en las aulas a trabajar con las niñas y los niños con discapacidad a partir de sus rutinas y también lo hacen con las familias en casa. Las actividades que se llevan a cabo se diseñan para todos y todas las niñas. Llevamos a cabo Actuaciones Educativas de Éxito (AEE) y se aplica un modelo inclusivo, por eso estoy a favor de que se eliminen los centros específicos de educación especial y de que haya más centros inclusivos como éste. Con las Comunidades de Aprendizaje y las AEE está yendo muy bien, así que yo estoy encantada porque, además de gustarme, se puede aprender mucho unas personas de otras.

Para terminar, en declaraciones a algún medio digital defendías la importancia de propiciar una mayor participación política de las personas con discapacidad intelectual. ¿Crees que la prevención de la violencia es un tema en el que podrías contribuir?

Con mi voz, espero contribuir a que la sociedad vea a las personas con discapacidad como personas que tenemos nuestros derechos, tal y como se establece en la convención de la ONU, con nuestras limitaciones, pero sobre todo por nuestras capacidades, porque se arrastra un estigma y prejuicios y eso no puede ser. Podemos demostrar a toda la gente lo que podemos hacer y para eso tenemos que contar con el apoyo de las y los políticos y la contribución de la sociedad en general que, si se mentaliza y tiene corazón, entonces podemos cambiar este mundo y ser mejores personas.

Secciones: portada Violencia 0

Si quieres, puedes escribir tu aportación