Se ha detectado la presencia de una bacteria típica de los hospitales y que puede causar lesiones en el intestino, en los parques infantiles de Madrid, sobre todo en los areneros para niños y animales de parques madrileños, según informa SINC.

Los resultados de esta investigación se han publicado en la versión impresa de la revista Zoonoses Public Health poniendo de relieve el riesgo de una veintena de areneros en tres zonas de Madrid. Según los investigadores, puede ser un problema presente en otras ciudades aunque para confirmarse dicha hipótesis debería realizarse una investigación como la aplicada en esta ciudad.

Una de las recomendaciones para prevenir dicho contagio es sustituir los areneros por suelos de caucho. Aunque el equipo ofrece otras recomendaciones, como aplicar buenos tratamientos antibióticos que impidan la aparición de antibiorresistencias,  la ciencia necesita avanzar más para elaborar recomendaciones preventivas más efectivas y específicas, sobre todo teniendo en cuenta el número de familias que llevan a sus hijos a estos areneros para jugar.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación