El tipo de relaciones sociales puede determinar el comportamiento de nuestra salud, así lo afirma el artículo recientemente publicado Social Relationships and Health Behavior Across Life Course por las y los investigadores Debra Umberson, Robert Crosnoe y Corinne Reczek, del Centro de Investigación sobre Población, de la Universidad de Texas.

Las autoras y el autor se centran en las diferentes etapas de la vida (la infancia, la adolescencia y la etapa adulta) para estudiar la relación entre los vínculos sociales y los comportamientos de nuestra salud. Los resultados que nos ofrecen demuestran la importancia de las relaciones sociales y confirman que estos vínculos pueden influir en el estado de la salud. Según afirman, se trata de procesos que socializamos desde las edades más tempranas y que van repercutiendo a lo largo de la vida.

En este sentido, el equipo investigador estudia cómo algunos factores pueden tener una mayor influencia (a veces negativa y otras, en cambio, positiva); y apuntan que los vínculos sociales que proporcionan apoyo son los que contribuyen a mejorar nuestro bienestar psicológico. Tal y como nos afirman, la salud mental determina la formación y la calidad de las relaciones sociales a lo largo de la vida. Por tanto, si queremos tener una mejor calidad de vida, tenemos que elegir relaciones sociales que sean capaces también de mejorarla.

Por último, l@s investigador@s destacan la importancia de futuras investigaciones que analicen e identifiquen los puntos clave que desencadenan cambios en nuestros comportamientos para tratar de comprender mejor qué influye en la elección de nuestros vínculos sociales desde la infancia hasta la adultez.

Así pues, gracias a las evidencias que nos proporcionan estos investigadores a través del artículo, es importante destacar que los vínculos sociales influyen en la salud y cómo esta influencia se desarrolla a lo largo de la vida. Los vínculos sociales y su impacto en el comportamiento de la salud pueden dar forma a nuestras trayectorias de cambio.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación