El 2018 trae consigo nuevos avances en las TIC, en el uso de la big data, machine learning y Deep learning, que avanza con un crecimiento exponencial. Si las creaciones robóticas ya están incluyendo la creación propia de seres y nuevos patrones de aprendizaje a través de las interacciones, ¿será necesario plantear un mayor debate sobre el uso e impacto de dichos avances? Y es que las creaciones que diversos equipos científicos y tecnológicos están realizando superan incluso las mejores novelas de ciencia ficción. Sin duda pueden acelerar la mejora y efectividad, por ejemplo, de tratamientos médicos y acelerar la toma de decisiones de una forma más rápida y eficaz ante retos concretos al tener una ayuda inimaginable en el procesamiento de datos. Por ejemplo, lo que antes tardábamos meses en procesar cierta información para tomar una decisión, ahora se puede obtener en cuestión de segundos. Hay un cambio en el paradigma que no podemos obviar, y las empresas que están incluyendo este cambio están incrementando, por ejemplo, sus beneficios al poner realmente en valor el uso de la información en su máximo rendimiento a través de la aplicación de estas tecnologías inteligentes.

Ahora bien, recientemente, con la explosión de los nuevos avances acelerados, se intuye un cierto ambiente de interrogación sobre la necesidad de plantearnos el “para qué” de una forma más explícita. Este es el caso de la Dra. Ainissa Ramirez, científica y comunicadora  especializada en cómo las tecnologías nos transforman. Ha sido una de las personas consultadas por la NBC news sobre los temas candentes en ciencia y tecnología para el 2018.  Ante la diversidad de avances apuntados en este reportaje,  Ainissa Ramírez no habla de una tecnología concreta sino que augura que el 2018 será el año en que habrá más debate sobre el uso de estas tecnologías.  El futuro está en nuestras manos y, tal  como indica Ainissa, en parte la reflexión surge de que este año 2018 es el 200 aniversario del Frankeinstein, de Mary Shelley, donde un científico no se plantea las consecuencias de su creación. Para Ainissa Ramírez este año es crucial y prevé que habrá mucho debate sobre el impacto de las tecnologías en nuestra sociedad, además señala que este momento ha sido muy esperado. La pregunta sobre el “para qué” de nuestras creaciones es fundamental y este debate no puede dejarse solo en la élite académica, sino que debe abrirse a todas las voces porque, si del uso de estos avances dependerá nuestra futura vida, será necesario abrir el ágora de reflexión y decisión.

Secciones: Navegando

Si quieres, puedes escribir tu aportación