Cada día somos testigos de más avances en la lucha contra la enfermedad del cáncer. Centros de investigación de todo el mundo, numerosos científicos y científicas trabajan incansablemente para aportar nuevos avances en la mejora de la calidad de vida de las personas y de la humanidad.

En su último número, la revista Nature Cell Biology recogía los resultados de una investigación dirigida por un equipo de 34 investigadoras e investigadores del Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona (IRB), con la participación del Hospital Vall d’Hebrón, Hospital del Mar y Hospital Clínic de Barcelona. Las 18 mujeres y 16 hombres participantes en el estudio “MSK1 regulates luminal cell differentiation and metastatic dormancy in ER+ breast cancer” [MSK1 regula la diferenciación de las células luminales y la latencia metastásica en el cáncer de mama ER+] apuntan a la posibilidad de identificar a aquellas pacientes con más alto riesgo de metástasis, y por tanto con necesidad de revisiones más frecuentes. Además, para que el cáncer no avance, es un importante resultado científico que va en la línea de elaborar nuevos fármacos que puedan simular la acción de la proteína MSK1.

El artículo describe el impacto de un mecanismo involucrado en la latencia metastásica ósea del cáncer de mama con receptores de estrógenos (ER+). Utilizando las interferencias de la molécula RNA aplicada al genoma in vivo (con receptores de estrógenos positivos), muestran que la proteína MSK1 es un importante regulador de la latencia metastásica en el cáncer de mama. El equipo mostró que la regulación a la baja de MSK1 afecta la diferenciación de las células de cáncer de mama, lo que aumenta sus capacidades de crecimiento y orientación a los huesos. Al modular su estado de cromatina promotora, MSK1 controla la expresión de los genes necesarios para la diferenciación de las células luminales.

Los resultados indican que MSK1 previene la progresión metastásica del cáncer de mama ER+, actúa como freno, porque las células ya están presentes en el organismo. Esta esperanzadora evidencia demuestra que la estratificación de pacientes con cáncer de mama (con alto o bajo riesgo de recaída temprana) basada en la expresión de MSK1 podría mejorar el pronóstico.

Si quieres, puedes escribir tu aportación