El pasado 25 de enero se cumplieron 136 años del nacimiento de la escritora británica Virginia Woolf. En numerosos espacios se han rememorado y reivindicado las aportaciones de la autora, considerada como una de las grandes voces de la literatura universal, y uno de los más importantes referentes en el ámbito de la creación literaria de mujeres.

Virgina Woolf. wikipedia

Resulta de enorme vigencia su celebrada obra Un cuarto propio, que desentraña y retrata de manera magistral los obstáculos y tensiones experimentados por las mujeres a la hora de desempeñar un papel como creadoras y agentes de pleno derecho en los espacios culturales. En el prólogo a la edición publicada por Lumen, que recoge la traducción del texto de Jorge Luis Borges, Kirmen Uribe destaca que, en Un Cuarto propio, Woolf no solamente logra realizar un acertado diagnóstico de una realidad hasta entonces invisibilizada, sino que también consigue dotar de voz al colectivo femenino y, por extensión, a todos aquellos sujetos o colectivos que han padecido la exclusión y que han estado privados de espacios propios.

Destaca Woolf casi al cierre de su interpelación a las mujeres que, al reclamarles que con esfuerzo y valentía ganen dinero y tengan “un cuarto propio”, las invita a que accedan a la cultura y compongan más libros, como medio para vivir en presencia de la realidad una vida estimulante, tengan o no oportunidad de comunicarla: “Así lo infiero al menos, de la lectura de Lear o Emma o À la recherche du temps perdu. Pues la lectura de esas obras parece practicar una curiosa operación en los sentidos: vemos después con más intensidad; el mundo está como desnudo de su envoltura y dotado de más intensa vida”. Resultan estas palabras un extraordinario homenaje a todas aquellas personas que han contribuido a recoger sus visiones privilegiadas del mundo, y a ponerlas al servicio de toda la humanidad, y también una llamada a la acción dirigida a garantizar que todas las mujeres puedan acceder, disfrutar y contribuir a ampliar a ese bagaje universal.

Secciones: Culturas

Si quieres, puedes escribir tu aportación