Dokic, después de haber sufrido siendo menor acoso por parte de su padre, no para de recibir muestras de apoyo para continuar con su lucha contra el acoso infantil.

Jelena Dokic está trabajando en la creación de una fundación para crear conciencia entre las mujeres y las niñas que sufren  cualquier tipo de violencia familiar, consiguiendo que el mundo del tenis hable sobre un tema del que a la gente le resulta notoriamente difícil hablar.

Ha recibido un gran apoyo a partir de un libro donde expone el abuso que sufrió en manos de su padre, siendo la primera tenista que ha sacado el tema a la luz pública con todo detalle, lo que es importante para el mundo del tenis y para la sociedad en general.

Según la tenista, esta lucha no solo ha contribuido a la mejora social en este tema, sino también a la mejora personal, repercutiendo en ella en una transformación individual que le ha dado más fuerza para continuar trabajando sobre algo de lo que nadie quiere hablar.

Según cuenta en The Guardian, a medida que ha hablado más del tema, más gente se atreve a romper el silencio, lo que le genera una profunda satisfacción. De hecho, añade que muchas personas se sorprenden al verla sonreir y que eso le ha abierto las puertas a que acudan a ella para contarle casos conocidos o vividos en propia persona.

Es con esa fuerza que ha creado una asociación, buscando tiempo en su apretada agenda, para asegurar que las supervivientes sean escuchadas y respetadas. A pesar del rechazo que ha recibido por parte de algunos miembros de su familia, otro paso en la concienciación de Dokic será convertir su libro en un documental que lanzará el próximo año, segura de que llevar su historia a la pantalla proporcionará otra puerta abierta al debate y a la educación sobre la violencia contra las mujeres y los  y las niños.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación