Una mujer de 46 años fue asesinada el viernes pasado a manos de su expareja en Tenerife. La mujer había denunciado previamente al presunto asesino por malos tratos.  Se ha convertido en la primera víctima mortal de violencia machista de 2018, según EFE. El presunto autor del crimen, de  68 años, está ingresado en un centro hospitalario de Tenerife tras sufrir un accidente de tráfico cuando, al parecer, huía del lugar de los hechos.  

El Ayuntamiento de Los Realejos ha decretado luto oficial durante este fin de semana suspendiendo todo acto público en la localidad como señal de duelo compartido por todos los habitantes del municipio, según ha informado el propio alcalde Manuel Domínguez.

Secciones: Noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación