Rueda de Prensa, Elisabeth Cordero, Julia Cámara, Justa Montero

Ayer concluyó el segundo encuentro estatal de mujeres con el objetivo de organizar la huelga feminista del 8 de marzo en Zaragoza. Implica un cambio global porque existe un horizonte más allá de la huelga, un cambio real del conjunto de la sociedad, según las organizadoras.  La valoración del encuentro ha sido todo un éxito.  Se ha triplicado la participación de mujeres con respecto al primer encuentro que se celebró en Elche el pasado septiembre, y han participado mujeres de más de 100 colectivos y a título individual. Los datos sin duda garantizan un éxito para la convocatoria, según Julia Cámara.

Justa Montero, ha resumido en su intervención los motivos y las razones para esta huelga, que está conectada con otros movimientos feministas internacionales. Primero de todo ha clarificado que la convocatoria es más que una huelga laboral, también lo es de los cuidados y los trabajos domésticos, estudiantil, y de consumo. Como decía “sin nosotras paramos el mundo”. Esto es lo que se quiere visibilizar, “la centralidad de las mujeres y las injusticias de un sistema que nos condena a una continua vulnerabilidad de derechos y precariedad de nuestras vidas”, como Montero señala no se quiere para un futuro, se desea que el cambio sea ya y profundo.  Las motivaciones centrales de esta lucha feminista son muchas, pero algunas de las que ha señalado Montero son; “No estamos dispuestas a seguir amenazadas por las violencias machistas, en sus distintas formas y se expresen en los espacios que se expresen, en la calle, en la casa, en la universidad, en los trabajos” o “Decimos basta a que se nos cuestione y no se crea en nuestra palabra y queremos vivir libres de todo tipo de violencias y sabemos que para eso hay que cambiar muchas cosas, ideas, comportamientos, y leyes, todo eso lo tenemos presente”. Entre otros motivos destacaba también los derechos de nuestros cuerpos, que no se discrimine ningún tipo de orientación sexual ni se trate como una enfermedad, el reconocimiento social del trabajo de los cuidados, y se destacaba como movimientos ejemplares las llevadas a cabo por las mujeres de residencias, las Kelly, la lucha tenaz de las mujeres de trabajadoras del hogar, etc, resaltando ante todo que lo que se quiere son “Derechos para todas las mujeres, todas”. Como último Montero afirmaba que el movimiento está lleno de entusiasmo y que el feminismo aporta una mejora de vida también para todo el mundo, pues implica enriquecer la vida de todas las personas. Siendo conscientes que es una acción de propuesta de cambio real, por la propia historia feminista se sabe que no es una lucha fácil y que nos enfrentamos a muchos ataques, “pero jamás se ha desistido del empeño y nos sabemos fuertes”, la “huelga será todo un éxito” ha concluído Montero.  La organización ha informado sobre la celebración de un tercer encuentro en la primavera después del 8M para evaluar la Huelga Feminista y continuar las acciones pertinentes.

Para finalizar la rueda de prensa ha intervenido Elisabeth Cordero, en representación del colectivo de mujeres inmigrantes, según sus palabras “Aquellas que nos han invisibilizado que siempre nos han quitado la voz, que nos han considerado mujeres de segunda categoría”.  Elisabeth ha especificado que antes no se habían sentido llamadas a formar parte de este movimiento pero que ahora sí porque hay diversidad y un trato de igual a igual.  En este sentido ha hecho una denuncia social primero, exigir al gobierno español que ratifique el convenio 189 del OIT (referido a las trabajadoras domésticas), el cierre de los CIES porque son “cárceles racistas” y el fin del racismo social e institucional.  Y como último ha hecho un llamamiento a la convocatoria de la Huelga Feminista a todas las mujeres, os dejamos aquí sus palabras: 

Hacemos un llamamiento a todas las mujeres, a las jóvenes a las de mediana edad, mayores en edad, a las mujeres lesbianas, a las mujeres trans, a las pensionistas, a todas las mujeres, estudiantes, en sus casas, a parar el mundo en esta huelga.

Porque diversas y juntas somos muy fuertes. Porque diversas y juntas somos invencibles. Porque diversas y juntas podemos parar el mundo.

Por ello hermanas, estamos ahora haciendo historia y ahora  podemos parar el mundo, ¡viva la huelga feminista!, ¡Viva el 8 de marzo!

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación