La científica Elissa Pastuzyn de la Universidad de Utah Health forma parte del equipo que descubre el posible mecanismo por el cual recordamos durante toda la vida..

En un artículo publicado por la revista Cell el pasado 11 de enero, se describe el estudio llevado a cabo por la Universidad de Utah y la Universidad de Cambridge al observar el comportamiento singular del gen neuronal llamado Arc. Arc imita la táctica de los virus e “infecta” las células fortaleciendo la sinapsis para el almacenamiento de recuerdos a largo plazo. Aunque demostrado de momento en animales e insectos, la Dra. Elissa Pastuzyn comenta que el equipo de investigadores e investigadoras ha observado cómo Arc “es capaz de mediar en el transporte de ARN (ácido ribonucleico) de célula a célula” y que “no se conoce ninguna otra proteína no viral” que tenga este comportamiento.

Arc ofrece la posibilidad de conocer, a nivel molecular, los procesos por los que la información se almacena en el cerebro. Según recoge la noticia, el laboratorio de Vivian Budnik, catedrática del Departamento de Neurobiología de la Facultad de Medicina de la Universidad of Massachusetts, pudo observar cómo “Arc transporta ARN de las neuronas a los músculos para poder controlar los movimientos” en insectos.

Según el estudio, Arc “es inducida durante el aprendizaje y sin los procesos que se llevan a cabo en el aprendizaje no sería posible formar los nuevos recuerdos”. Sabemos que el aprendizaje estimula las neuronas. Arc regula los “receptores neurotransmisores” y los coordina, lo que fortalece la sinapsis, la conexión entre neuronas, para luego codificar los recuerdos. El potencial de este descubrimiento podría llevar a la consolidación de recuerdos en el futuro.

Si quieres, puedes escribir tu aportación