Cada vez son más las autoras, académicas, mujeres de base, trabajadoras, todas ellas musulmanas, que están levantando las voces para luchar contra el racismo, la islamofobia y la violencia.

Maliha Aqueel es de Lahore (Pakistán). Aparte de sus estudios de doctorado en el departamento de estudios de Género y Cultura en la Universidad de Sydney, es la fundadora de un proyecto que documenta y mapea lo que ella llama “honour killings” o asesinatos de honor en Pakistán.

Aqueel considera los “honour killing” aquellos crímenes contra las mujeres por cuestión de proteger el honor por parte de los hombres. Es decir, los asesinatos de violencia de género contra las mujeres que se atreven a alzar la voz contra la violencia machista. Aqueel denuncia recientemente en un artículo en The Guardian el acoso y la persecución que reciben las mujeres musulmanas activistas por posicionarse contra la violencia. Por una parte, muchas veces dentro de la misma comunidad reciben ataques mientras que, por otra parte, reciben prejuicios y racismo islamófobo fuera de las comunidades, lo que según ella las convierte en unas sobrevivientes de la violencia.

Son muchas y cada vez más las campañas de solidaridad de mujeres musulmanas activistas que alzan su voz contra la violencia y la islamofobia en todo el mundo, como lo fue el año pasado la participación de las mujeres musulmanas  en la Women’s March en ciudades tan importantes como Washington. Así como son cada vez más las mujeres referentes de esta lucha, como Linda Sarsour, que con su afán de libertad no dejan de repetirle a occidente y al mundo entero cuál es su lucha, a favor de los derechos humanos, la solidaridad y la igualdad. Y es por este motivo que reciben ataques masivos desde todos los sectores  

Dar voz a las mujeres musulmanas que se posicionan contra la violencia es un acto significativo contra la islamofobia y el racismo mientras que silenciarlas convierte a la sociedad en cómplice de esta doble discriminación. Aqueel hace una llamada internacional pidiendo escucha solidaria a todas estas mujeres.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación