Es sumamente necesario que el entorno apoye y defienda a la víctima y rechace al maltratador.

Montserrat Vila
Montserrat Vila , coordinadora Plataforma Unitaria contra las Violencias de Género

Montserrat Vila lleva toda su vida dedicada a la transformación social y a la lucha contra la violencia de género. Para el Diario Feminista es una gran satisfacción publicar esta entrevista a una mujer tan consecuente en todos los ámbitos con los valores por los que trabajamos las feministas y que orientan nuestro periódico.

La Plataforma lleva 15 años trabajando para erradicar la violencia contra las mujeres, ¿cómo surgió la iniciativa?

Surgió desde las mujeres que trabajábamos en  la Vocalía de la Asociación de Vecinos y Vecinas y que recibíamos peticiones de ayuda de las mujeres del barrio que sufrían malos tratos. Detectamos una falta de recursos públicos y privados de ayuda a las mujeres afectadas, de información de la violencia de género en la ciudadanía… El problema requería la lucha de todas las mujeres juntas. No bastaba con un acto el 25 de noviembre, se necesitaba una plataforma que luchara para solventar todo esto cada día.  

La Plataforma está integrada por 107 entidades y 82 personas físicas de diversas sensibilidades e ideologías, son muchos años trabajando juntas, ¿cuál crees que es la clave para mantener esa unión?

Por un lado estaría el hacer consenso, trabajar para unos objetivos amplios. Golpeamos con lo que todas las entidades estamos de acuerdo, en luchar por los derechos de la mujer. Hacemos incidencia. Otro aspecto importante es que no todas las entidades que componen la Plataforma son especializadas. Les proponemos a entidades que normalmente no harían un trabajo contra la violencia de género unirse a nosotras para luchar contra esto. Además, funcionamos por grupos de trabajo. El nivel con el que las distintas entidades trabajan es diferente, cada entidad aporta los recursos que tiene y lo que puede a la Plataforma. Los unimos todos y así tenemos más fuerza.

¿Cuál ha sido vuestro principal logro en todos estos años de trabajo?

Continuar siendo una Plataforma unitaria después de 15 años es uno de ellos (risas). Uno de los logros más importantes es que hemos conseguido, dentro de la sociedad, entidades que la forman e instituciones, ser un referente en lo que afecta al derecho de las mujeres por una vida libre de violencia.

¿Es la violencia de género un problema de base educacional?

Es un problema de la base de la socialización. La dominancia de los hombres sobre las mujeres es un problema de la estructura social que viene desde tiempos ancestrales y continúa en el siglo XXI. En todos los aspectos se nos socializa de una manera poco respetuosa, discriminatoria, y todo esto resulta en una violencia contra las mujeres. Se nos educa en función de los roles que tenemos que hacer en esta sociedad, determinados por el género, sin tener en cuenta la entidad y posibilidades de cada persona. Es un problema de educación, pero de toda la sociedad.

¿Qué retos deben plantearse los movimientos sociales que trabajáis para la erradicación de esta lacra social para este 2018? ¿Alguno concreto  que creas podamos ver cumplido al final del 2018?

Uno de los retos para el 2018 es conseguir que se aplique el Pacto de Estado que hemos conseguido que se apruebe en el Congreso a finales del 2017. Queremos que en los presupuestos  del 2018 pongan los recursos que ellos mismos han pactado y que no están poniendo. Aparte de este pacto, queremos que se cumplan los acuerdos y convenios a nivel internacional, que tampoco se están cumpliendo. Desde el 2015 se está trabajando para que se tenga en cuenta la convención internacional a la hora de los recursos jurídicos, ya que están muy por debajo de las expectativas para que una mujer salga del círculo de violencia. Es necesario que tengan credibilidad las mujeres dentro del círculo judicial cuando denuncian y que se tengan en cuenta a los hij@s de las mujeres maltratadas. Se están dando custodias compartidas, permisos para pernoctar a padres maltratadores. Uno de los objetivos que querríamos ver cumplidos al final del 2018 es que no se de la custodia compartida a los padres maltratadores. Otro objetivo a corto plazo es poder ampliar la comunicación, llevar a cabo más acciones de sensibilización, hacer que la web sea más visible, impulsar el movimiento social contra la violencia de género, ampliar la Plataforma…Conseguir todo esto entre todas. Como retos a largo plazo tenemos ampliar la prevención de la violencia de género por todos los medios, formando a los profesionales. Y, también de largo alcance, es que se acabe con esta violencia, ya que el reto de cambiar la sociedad es a largo plazo.

Para finalizar, ¿querrías comunicar algo a las víctimas?  ¿Y a los maltratadores?

A las víctimas les diría que sí que hay salida, y pidiendo ayuda a personas y centros especializados pueden encontrarla. Es importante que las mujeres que sufren agresión puedan comunicarlo y  que no vayan solas a denunciar. A los maltratadores, que respeten a sus mujeres y tienen que ver que es un ataque contra las mujeres que no tendrían que hacer. Deben cambiar su estructura mental porque si no, dejan a una mujer, encuentran otra y hacen el mismo mal. Querría enviar también un mensaje al entorno de las víctimas. El entorno es muy importante, ya que, a veces, apoya al maltratador. Mujeres que sufrían maltrato me han dicho: “Lo que más me ha dolido  es que mi familia, amigos no me han apoyado a mí. Ellos lo veían, ¿por qué no me ayudaban?”. Muchas veces los del entorno no se llegan a creer que puedan ser maltratadores, porque de cara a fuera no lo muestran. Por ello,  es sumamente necesario que el entorno apoye y defienda a la víctima y rechace al maltratador.

Secciones: Violencia 0

Si quieres, puedes escribir tu aportación