Manifestación Justicia por Fernando // Twitter

En las charlas sobre violencia de género es frecuente que nos encontremos ante el debate estéril que se genera cuando aparece el comentario de : “y los hombres que también sufren? Y otra persona responde “Pero son menos que las mujeres” y de nuevo se replica “es porque están más invisibilizados”… y en ese momento una se pregunta ¿Estamos compitiendo por tener el primer puesto en número de víctimas  o luchamos contra la violencia de género?

Los datos son claros, hay tanto hombres como mujeres que sufren violencia de género y cuantitativamente hay muchísimas más mujeres que hombres que la sufren. Ahora bien, partiendo que el feminismo no busca la predominancia de ningún género sobre el otro, a las feministas nos preocupa (entre otras cosas) la violencia de género que se da en las relaciones afectivo sexuales. Y de nuevo huyo de otro debate estéril de si esas relaciones son de matrimonio, de pareja, de ligue, homosexuales, heterosexuales, monogámicas o de poliamor, puede estar en todas ellas.

Y entonces nos encontramos con el caso del cruel asesinato de Fernando Pastorizzo de 20 años a manos de su novia. Como feminista me gusta el mensaje de la hermana de la víctima que se despide de su hermano diciendo “La lucha feminista contra la violencia de género busca también visibilizar la violencia de mujeres hacia hombres, situaciones que no son denunciadas por las burlas impuestas por el patriarcado. Hoy le tocó a mi familia, y voy a luchar con más fuerzas que nunca porque nunca más pase algo así, que se genere conciencia acerca de las relaciones tóxicas y cuán importante es alejarse de ellas”.  Aquí algun@s se echan las manos a la cabeza pensando “ahora el feminismo se tiene que poner a defender a los hombres cuando somos las más afectadas” y otr@s se frotan las manos pensando “claro que sí, ya está bien de feminazis que solo hablan de mujeres víctimas” Pero no es una cosa ni la otra, de lo que se trata es de posicionarse claramente o no contra la violencia de género. Considero que el feminismo es claro y las feministas radicales también lo somos, siempre a favor de las víctimas, siempre en contra de quién agrede.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación