1 año, 4 meses y 9 días después de la desaparición de Diana Quer,  agosto de 2016 en A Pobra do Caramiñal, se ha localizado el cadáver de la joven madrileña.

Santiago Villanueva, delegado del Gobierno en Galicia, había confirmado previamente la detención de un hombre y de su mujer por la desaparición de Diana Quer;  aseguró que fue detenido “en principio por un intento de agresión y robo” a una mujer esta semana. Durante el transcurso de la investigación, la mujer del principal sospechoso se retractó de su declaración inicial por el caso de la desaparición de la joven, lo que habría precipitado la confesión del asesinato y desvelado  donde ocultó a la víctima.

Este caso ha traído polémica en el mundo del periodismo,  algunos medios de comunicación han tratado la información de manera sensacionalista, especulando y sembrando dudas sobre la vida de la víctima y su entorno, especialmente sobre su familia. Una intromisión en su  intimidad que desvió el foco de atención y silenció los antecedentes criminales por tráfico de drogas y agresión sexual del presunto asesino. En definitiva, un tratamiento que no da información,  aporta dolor a la familia y perjudica la imagen de la persona desaparecida, incumpliendo los criterios éticos profesionales y revictimizando así a la víctima, en este caso a Diana. Paco Lobatón, que preside QSDGlobal la Fundación Europea para las Personas Desaparecidas, recordó en junio de 2017 que las personas desaparecidas están indefensas pero siguen teniendo derechos que no pueden ser vulnerados.

A partir del caso de Diana Quer, la Fundación Europea para las Personas Desaparecidas junto al Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) presentaron el pasado junio de 2017, en Sevilla, una Guía de Buenas Prácticas para el Tratamiento Informativo de las Desapariciones a través de la cual no solamente apelan a la conciencia profesional de  periodistas, sino que también aportan recomendaciones para ayudarles en la elaboración de las noticias sobre personas desaparecidas.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación