Nos gustaría acompañar a las chicas en su camino hacia una vida mejor, hacerles sentir más seguras, más capaces, más fuertes. Y si, además, les hacemos un reír un poquito… pues mejor que mejor.

CECILIA MÚZQUIZ
Cecilia Múzquiz, directora Cosmopolitan

Cosmopolitan tiene una trayectoria de éxito en nuestro país, sobre todo a partir de la década de los 90 y sus consejos acerca de la moda, belleza, hogar y sexualidad son leídos por seguidoras de diversas edades. Hoy hablamos con Cecilia Múzquiz Herrero, la actual directora de Cosmopolitan en España. Previamente a asumir la dirección de esta revista en enero del 2017, había sido directora de actualidad y redacción de la conocida revista de moda “ELLE” que forma parte del mismo grupo Hearst Magazines. Cecilia Múzquiz conoce muy bien el sector y con ella hemos querido hablar sobre su trayectoria durante este año y los cambios que han realizado en esta última etapa.

En breve hará un año que asumiste la dirección de Cosmopolitan en España, ¿cómo resumirías los principales retos que has tenido en 2017?

Llevo un año en la dirección porque la cabecera saltó desde otro grupo editorial a Hearst. La transición fue muy rápida, de apenas 15 días, lo que nos obligó a crear un producto nuevo en un tiempo récord. El equipo se montó de cero y se replanteó la línea editorial. Teníamos muy claro que queríamos mantener el ADN del título y a la vez darle un “up grade” en moda y belleza, centrarnos más en el empoderamiento femenino y la vida profesional de la mujer millennial.

Una de las líneas de la revista es que las mujeres saquemos lo mejor de sí, lo más atractivo de nosotras. Teniendo en cuenta la diversidad de perfiles de mujeres que hay, ¿cómo conseguís que cada una de nosotras se sienta identificada, se guste como es, decida en qué quiere o no cambiar, mejorar, gastar?  

A pesar de que las mujeres somos muy distintas, compartimos muchas situaciones y retos en nuestro día a día. En Cosmopolitan queremos convertirnos en una guía que mejore la vida de la mujer más joven, ofreciéndole información que le resulte útil para que así tome libremente las decisiones que considere. En Cosmo no adoctrinamos, sólo proponemos en moda, belleza, deporte, estilo de vida, carrera profesional y finanzas personales. Y lo hacemos con rigor pero también con un tono ameno y cómplice.

Hay algunas tendencias en moda que están incluyendo potenciar el atractivo a lo no violento, ¿cómo ves esta tendencia en vuestra revista?  

Discúlpame por favor, pero no entiendo bien esta pregunta… Cosmo no ha promovido nunca ni promueve la violencia.

Este año habéis incorporado más contenidos referidos a la igualdad entre hombres y mujeres, con una notable evolución en este último período, ¿Qué es lo que más destacarías de los contenidos que habéis incorporado? ¿Cuáles han tenido mayor impacto?

En este último periodo hemos querido potenciar temas que ayuden a la mujer joven a aceptarse tal y como es, alejándose de estereotipos y prejuicios. Queremos dejar atrás esa idea anticuada de que el hombre y su forma de entender el mundo es nuestro referente. Y esto lo conseguimos a través de reportajes inspiradores y entrevistas a otras mujeres que hacen de modelos de referencia: chicas que están cambiando el mundo con sus ideas o que han conseguido puestos de responsabilidad gracias a su esfuerzo. Y la acogida entre las lectoras ha sido muy positiva porque se sienten muy identificadas con estas temáticas.  

Teniendo en cuenta todos los casos de acoso sexual que han emergido este último año, y como las revistas de moda llegan a mujeres de muy diversas edades, ¿cómo se puede contribuir desde el medio para la prevención del acoso sexual de primer y segundo orden?

El acoso sexual es un tema grave porque la víctima siente vergüenza de lo que ha sucedido, lo que le lleva en muchos casos a silenciar su caso viviéndolo en soledad, lo que agrava el dolor. Por eso, es importante prevenir a las chicas jóvenes de los peligros que las rodean (el “sexting”, por ejemplo) e informándolas de que que si, lamentablemente, algo terrible pasa, no están solas. Hay que denunciar y buscar ayuda fuera. Hoy existen recursos para hacerlo.

Por último, nos encantaría saber, ¿cuáles son vuestros sueños de futuro?

Nos gustaría acompañar a las chicas en su camino hacia una vida mejor, hacerles sentir más seguras, más capaces, más fuertes. Y si, además, les hacemos un reír un poquito… pues mejor que mejor.

Secciones: Culturas portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación