Medios de Vice habían atacado cruelmente a las víctimas de acoso sexual de la universidad

Recientemente Emily Steel, periodista de New York times publicó el reportaje sobre la cultura de acoso sexual que acontecía en la revista Vice Magazine, símbolo de la contracultura en Estados Unidos, y muy seguida por los millenials.  Stell ha realizado entrevistas a más de 100 actuales y ex trabajadoras de la revista que han decidido romper el acuerdo de confidencialidad para que saliera a la luz la situación de violencia constante que sufrían cada día ellas y sus compañeras, su posición ha sido muy valiente, para romper con este silencio.

Tal y como recoge la propia periodista la contradicción del propio medio que pretende ser alternativo, progresista, sea un medio donde se ha tolerado acosos sexuales de todo tipo, y ha fallado en la creación de un entorno seguro libre de violencia, es sin duda un toque de alarma para todas y todos, donde se suele pensar que eso solo pasa en medios de derechas.  

Aunque los cofundadores de la revista han pedido disculpas, y han asumido que cambiarán la cultura de la empresa por uno más seguro, no podemos olvidar que ha sido  fruto de la presión social recibida estos días, puesto que ambos eran muy conscientes de todos estos acosos.  Incluso, como recoge Emily Street, eran conscientes de los tocamientos no consentidos, las constantes bromas de desprecio y humillación hacia las mujeres, el acoso sexual que debían afrontar cada día las trabajadoras de Vice, constituyendo un ambiente tóxico y violento.

Las víctimas que rompieron el silencio sobre el acoso sexual en las universidades españolas no se extrañan ante esta noticia. Según nos dice la primera denunciante del caso JDM “A diferencia de la mayoría de medios, que actuaron con gran profesionalidad y ética, al menos dos de este grupo fueron de los pocos que nos atacaron con crueldad, difundiendo las peores mentiras de los acosadores. Las investigaciones científicas dejan claro que, cuando un medio actúa así, además de sensacionalismo amarillo, buscan tapar graves acosos sexuales en su interior amenazando así a quienes pretendan romper el silencio. Pero ahora la lucha contra el acoso sexual está dando grandes avances, nos solidarizamos activamente con las valientes que han denunciado”.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación