El mundo está al borde de la segunda era de la edad oscura [Dark Age] en la economía. Nuestra forma de vida depende de nuestro consumo. Todo lo que consumimos cada año del planeta representa el equivalente ambiental a un consumo claramente insostenible. Al menos que las cosas cambien, el Producto Interior Bruto por persona tendrá que reducirse a la mitad en una generación para que sea ambientalmente sostenible. Sugerir que este panorama constituye la nueva era económica de la edad oscura, no es para nada una exageración. Junto a esta realidad se da la cuarta revolución industrial. La tecnología está cambiando la forma en la que trabajamos, el dónde trabajamos y qué tipo de trabajo hacemos. Pero la revolución industrial es una revolución igual que lo es la tecnología en sí misma. Los cambios revolucionarios de la sociedad, es en realidad lo que la hace tan emocionante. Sin embargo, aquellos que no cambian fácilmente, serán rápidamente apartados del proceso.

Una de las cosas a hacer en este proceso tiene que ver con la diversidad, siendo esta la única forma a través de la cual la humanidad pueda mantener y hasta mejorar sus estándares de vida. En las puertas de un desastre medioambiental, el desafío es hacer más con menos; pero esto requiere innovación y productividad. Lo que enfatiza el señor Donovan es que la diversidad es esencial en todo este proceso. Una “monocultura” genera un pensamiento innovador. Desafiar el estatus quo es la base de la innovación. Por ejemplo, rechazar ideas en base a fundamentos irracionales porque el inventor o la inventora pertenece a un grupo minoritario, es una forma de perder capital humano. El hecho de deshumanizar un grupo de la sociedad, transmitir o decir a ciertas personas que de alguna manera son inferiores, va a reducir, desde la contribución económica, hasta la desmoralización. La productividad nos requiere aprovechar al máximo nuestro capital humano, sin ningún producto irracional.

En resumen, vemos como la diversidad lleva a la productividad; esta lleva a la eficiencia, que a su vez lleva al crecimiento. Según Paul Donovan la elección es simple, o bien apostamos por la diversidad o tendremos una era económica de edad oscura.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación