“Peace and love” escribían las Misses de dos país enfrentados, Irak e Israel, debajo de una selfi el pasado mes de noviembre en el certamen de Miss Universo. Desde aquel instante, para la representante iraquí Sarah Idan y su familia empezaron las criticas y las amenazas de muerte. Por esto, ella y su familia se han visto obligadas a huir a Estados Unidos.

Hacía 45 años que Irak no tenía representación en Miss Universo y tras la foto empezaron los mensajes de linchamiento. Sarah Idan comenta en la CNN que estas amenazas vienen por la enemistad de ambos países y por llevar la ropa que ella quería, el bikini. Hasta la misma organización de Miss del país, presionada por el gobierno iraquí, la amenazó para que eliminara esa fotografía de la red social Instagram. Al negarse a hacerlo, comenzaron a aumentar las amenazas y a repercutir en su familia, recibiendo un acoso constante.

Ella solo buscaba expresar la esperanza y el deseo de paz entre los dos países, escribió en un mensaje. Hoy en día Sarah Idan sigue recibiendo amenazas pero, como señala de una forma valiente en su cuenta de Twitter, “No soy la primera ni la última persona en enfrentar un acoso por una cuestión de libertad personal. Millones de mujeres iraquíes viven con miedo”.

Secciones: Noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación