Pixabay

Hace tres meses ex – empleadas de Google presentaron una demanda colectiva contra el gigante de la tecnología por discriminación de género, alegando diferencias en los sueldos de hombres y mujeres. Según The Guardian, aportaron cuentas detalladas de los salarios y alegaron que la empresa niega ascensos y oportunidades de promoción a las mujeres cualificadas, y las derivaba a puestos de trabajo de menor remuneración.

Abogados de Google han anunciado que la empresa se resiste a revelar información sobre los salarios de sus trabajadores y trabajadoras y documentación relativa a su política salarial hasta que se emita un primer dictamen sobre las condiciones laborales de sus empleados/as. La empresa quiere evitar desvelar este tipo de información en un momento en el que la industria tecnológica está siendo cuestionada, por acusaciones de misoginia, acoso sexual y falta general de diversidad. Asimismo, argumenta que es demasiado oneroso compilar toda la documentación que el gobierno federal les ha solicitado.

Ante el requerimiento de la justicia estadounidense, que obligaba a la compañía a revelar información sobre sus condiciones laborales, ésta ha insistido públicamente que no tiene diferencias salariales entre hombres y mujeres, y que es líder en diversidad e inclusión.

Esta semana, los tribunales han debatido acerca de la obligatoriedad de que Google entregara toda la documentación requerida, pues quedaba la duda de si la demanda colectiva se aceptaba en su totalidad por ser excesivamente amplia y porque parecía haber deficiencias en las reclamaciones de los y las demandantes. Parece ser que en un primer fallo provisional han tomado partido por la compañía. Sin embargo, los/as abogados/as de las personas demandantes siguen luchando por defender la igualdad salarial en la empresa.

James Finberg, su representante y abogado de los derechos civiles, declaró que los juristas de Google no negaron la disparidad salarial y la falta de transparencia: “lucharon duramente contra el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos (DoL). Lucharon duro contra nosotros. Para mí, es una evidencia de que tienen algo que ocultar”.

Hasta que el tribunal no decida sentencia firme, Google seguirá siendo objeto de dudas sobre su política de igualdad de género.

Secciones: _noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación