Se ha iniciado una campaña en Euskadi para pedir el indulto para aquellas víctimas condenadas por defenderse de sus agresores. Dicha campaña la ha iniciado la Asociación Clara Campoamor con motivo de mejorar los procesos judiciales que castigan a las víctimas al ejercer el derecho de defensa propia ante les agresiones. Según las declaraciones de Blanca Estrella Ruiz, actual presidenta, publicadas por Deia, son condenas injustas.

Esta es una realidad que ocurre cada día y lleva a que las mujeres que son maltratadas se cuestionen si vale la pena denunciar la situación que están viviendo porque puede que acaben peor.  La letrada de Clara Campoamor, Maite Iturrate, calcula que en torno al 30% de las mujeres de Euskadi, decide retirar la denuncia por miedo a las consecuencias. Estas sentencias, ¿favorecen romper la ley del silencio? ¿a quien protegen?

No es la primera vez que esta asociación es parte activa en la defensa de los derechos de la mujer. La propia presidenta admite que la avisaron del Ministerio de Interior de que estaba amenazada de muerte por haber defendido a las víctimas de violencia de género. Una vez más, fueron las redes de apoyo que tuvo las que hicieron posible seguir su trabajo. Únicamente con la solidaridad de todas y todos hacia las víctimas y hacia quien las defienden, se puede lograr superar la violencia de género considerada como un problema de salud global según la OMS.

Secciones: Noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación