Imagen de Laura Ripoll

Actualmente, en España, es frecuente la utilización de dispositivos electrónicos para la educación. Con ellos el alumnado puede verse beneficiado con un mejor rendimiento en los estudios. Por ejemplo, los y las estudiantes de lenguas pueden aprender un idioma con más facilidad y rapidez mediante la utilización de aplicaciones móviles. Esta tendencia en crecimiento durante los últimos años se une al auge de la gamificación. El término gamificación define la aplicación de características de los juegos a un entorno no lúdico para cambiar la conducta de un usuario.

Haciendo referencia a la educación, la gamificación  mejoraría la capacidad de aprendizaje. Un estudio publicado en el European Scientific Journal demuestra cuantitativamente la mejora en un idioma por parte de un grupo de estudiantes. El grupo fue evaluado previa y posteriormente a la utilización de aplicaciones y metodologías interactivas. Los resultados obtenidos en el estudio muestran un incremento de 2 puntos en la nota media del grupo sujeto. Siguiendo esta premisa, muchas aplicaciones lúdicas utilizadas en el ámbito educacional consiguen mejores resultados en el aprendizaje del alumnado.

Existen en el mercado múltiples apps con este mismo objetivo de mejorar el conocimiento de un lenguaje. Actualmente, las más utilizadas en España, son Duolingo, Babbel y Memrise, con puntuaciones en Play Store de 4.5, 4.0 y 4.5 respectivamente. Todas ellas ofrecen la posibilidad de aprender varios idiomas mediante ejercicios de gramática y vocabulario. Aunque Duolingo mantiene la primera posición en el ranking de descargas con un rango de instalaciones entre 100.000.000 y 500.000.000, cabe mencionar que Memrise ha sido galardonada como mejor aplicación 2017 en los Google Play Awards.

Secciones: Navegando

Si quieres, puedes escribir tu aportación